Despliega el menú
Internacional

Un trabajador del aeropuerto pudo colaborar en el atentado

El hombre de 31 años detenido tenía acceso directo a los aviones en pista y sería amigo de uno de los terroristas suicidas de los ataques.

La policía bloquea el acceso a la Avenida de Caserne en Etterbeek durante la reconstrucción del atentado de Maelbeek en Bruselas
La policía bloquea el acceso a la Avenida de Caserne en Etterbeek durante la reconstrucción del atentado de Maelbeek en Bruselas
Efe

El hombre de 31 años detenido anoche por su supuesta vinculación con los atentados de Bruselas el pasado 22 de marzo trabajaba en el aeropuerto de Zaventem, tenía acceso directo a los aviones en pista y sería amigo de la infancia de Khalid El Bakraoui, uno de los terroristas suicidas de los ataques.

'Het Nieuwsblad' y los diarios del grupo Sudpresse revelaron hoy esta información, que ha sido confirmada por fuentes judiciales, asegura la agencia Belga. El nuevo detenido era también amigo de otro de los sospechosos, Ali El Haddad Asufi, y se sospecha que se quedó en el apartamento del distrito bruselense de Etterbeek en el que se preparó el atentado de la estación de metro de Maelbeek.

Youssef E.A., nacido el 4 de agosto de 1985 y de nacionalidad belga, ha sido privado de libertad y puesto bajo mandato de arresto, según informó la Fiscalía federal belga.

Se le inculpa de participar en actividades de un grupo terrorista, asesinatos en un contexto terrorista y tentativas de asesinatos en ese mismo contexto, en grado de autor, coautor o cómplice.

Con el nuevo sospechoso son ya ocho las personas detenidas en el marco de las investigaciones de los atentados de Bruselas.

Precisamente este viernes tuvo lugar en Bruselas la reconstrucción de los preparativos del atentado en la estación de metro de Maelbeek, que se produjo "sin incidentes", según la Fiscalía federal.

Cinco sospechosos en el marco de la investigación de los atentados de Bruselas participaron en la misma: Osama Krayem, los hermanos Smaïl, Ibrahim Farisi, Ali El Haddad Asufi y Bilal El Makhoukhi.

Etiquetas
Comentarios