Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El Consejo de Europa dice que la UE necesita "urgentemente" un cambio en el paradigma migratorio

Muiznieks denuncia que muchos estados europeos están considerando promulgar políticas "contraproducentes".

Consejo de Europa
Consejo de Europa

El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, ha alertado de que la UE necesita "urgentemente" un cambio en el paradigma migratorio porque los países europeos han entrado en un "círculo vicioso" que se cierne en torno al cierre de fronteras sobre los solicitantes de asilo.

En este sentido, resalta que la situación en Grecia, el principal punto de entrada después de que Turquía, es "dramática" y recuerda que en 2015, 500.000 refugiados llegaron a la isla de Lesbos, mientras que en lo que va de este año ya lo han hecho más de 50.000. También en los Balcanes occidentales, según resalta, miles de migrantes y refugiados permanecen varados en condiciones inferiores.

Muiznieks denuncia que muchos estados europeos están considerando promulgar políticas "contraproducentes", como levantar muros o requisar las pertenencias de los solicitantes, restringir la reagrupación familiar o imponer permisos sólo temporales.

"Muchas de estas medidas no sólo van en contra de las normas europeas de derechos humanos, sino que también son perjudiciales para la cohesión social. En lugar de ayudar a estas personas, los países europeos están participando en una carrera para repeler a los migrantes, violando el principio de solidaridad entre los Estados y las normas de derechos humanos", lamenta.

Muiznieks reconoce que no hay una "varita mágica" que resuelva un problema tan complejo a corto plazo pero asegura que la UE tiene "toda una gama de posibilidades para encontrar soluciones a medio y largo plazo".

En primer lugar, pide que se concentren en buscar una solución política a los conflictos en países como Siria, Afganistán e Irak; impulsar la reubicación de los solicitantes de asilo de Grecia e Italia, así como el reasentamiento de aquellos que están en las zonas de conflicto y en los países vecinos; ampliar las vías para que los solicitantes de asilo puedan llegar de forma segura y ordenada, como la reagrupación familiar y los visados humanitarios; y adoptar políticas de retorno eficaces que permitan la repatriación de las personas que no tienen necesidades de protección de un modo compatible con los derechos humanos.

Igualmente, reclama que aumente su apoyo a los esfuerzos del ACNUR para atender a las necesidades básicas de los solicitantes de asilo y refugiados en y cerca de las zonas de conflicto.

"Estas medidas requieren un liderazgo político y recursos considerables", señala Muiznieks, que alerta de que lo contrario tiene "grandes costos políticos, sociales y económicos". "Ya estamos empezando a pagar la cuenta, y su dimensión aumenta rápidamente", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión