Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El Parlamento británico discute prohibir a Trump entrar en Reino Unido

La mayoría de los diputados se posicionaron en contra de la prohibición.

El Parlamento británico discute prohibir a Trump entrar en Reino Unido
El Parlamento británico discute prohibir a Trump entrar en Reino Unido
Reuters

Unos treinta diputados del Parlamento británico debatieron una petición para prohibir la entrada de Donald Trump en Reino Unido. La discusión no se celebró en la Cámara de los Comunes sino en el Westminster Hall, que está en el mismo edificio parlamentario.

Tampoco votaron sobre la propuesta. Y es muy improbable que el Gobierno intervenga. Esas eran las circunstancias, pero el diputado conservador Edward Leigh, que recordó a la audiencia su pedigrí moderado con el inventario de haber votado contra la invasión de Irak y contra el bombardeo de Siria, estar en contra de la pena de muerte y usar exclusivamente el servicio público de salud, lamentó: "Este debate es la única noticia sobre la política británica que interesa a los medios americanos".

La mayoría se expresó en contra de la prohibición. También el miembro del Comité de Peticiones que promovió el debate, Paul Flynn, un laborista galés que ha actuado con independencia y radicalidad durante años. El nuevo líder de su partido, Jeremy Corbyn, se había expresado asimismo en contra, como el primer ministro, David Cameron.

Jack Dromey, que fue dirigente sindical y es el marido de Harriet Harman, que fue vicelíder laborista, fue el político quizás más prominente en favor de la prohibición. Porque la presencia de Trump podría alterar peligrosamente el ánimo de algún chico musulmán con problemas mentales en estos momentos tan delicados para la seguridad, según su argumento.

La laborista musulmana que representa Bradford Oeste, Naz Shah, circunscripción con gran densidad de 'minorías étnicas', extendió una invitación a Trump para que visite su ciudad. Y el conservador Kwazi Kwarteng argumentó que la prohibición sería "una gran inyección de combustible al circo mediático" de su campaña.

La petición fue iniciada por Suzanne Kelly antes de que el candidato a la representación del Partido Republicano en las elecciones presidenciales de EE UU propusiese la prohibición de entrada en el país a los musulmanes, en diciembre, pero el número de signatarios aumentó vertiginosamente tras aquellas palabras, superando los 500.000. Kelly vive en Aberdeen, donde un proyecto hotelero de Trump ha entrado en conflicto con el Ayuntamiento y el Gobierno escocés. El independentista SNP ha apoyado la prohibición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión