Despliega el menú
Internacional

El Papa elogia las "casas de misión" cubanas ante la escasez de tamplos y sacerdotes

Jorge Bergoglio llegó a la ciudad oriental de Holguin en la segunda etapa de su viaje a Cuba.

El Papa en Holguin, Cuba
El Papa en Holguin, Cuba
Agencias

El papa Francisco elogió el papel que desempeñan las "casas de misión" en Cuba ante la "escasez de templos y sacerdotes" en la isla, durante su homilía en la Plaza de la Revolución de la ciudad oriental de Holguín, segunda etapa de su viaje al país.

"Sé que con esfuerzo y sacrificio la Iglesia en Cuba trabaja para llevar a todos, aun en los sitios más apartados, la palabra y la presencia de Cristo", dijo el pontífice ante una multitud que se congregó en la Plaza de la Revolución Calixto García Íñiguez.

"Una mención especial merecen las llamadas 'casas de misión' que, ante la escasez de templos y de sacerdotes, permiten a tantas personas poder tener un espacio de oración, de escucha de Palabra, de catequesis y vida de comunidad", dijo.

"Son pequeños signos de la presencia de Dios en nuestros barrios y una ayuda cotidiana para hacer vivas las palabras del apóstol Pablo: 'les ruego que anden como pide la vocación a la que han sido convocados'".

De este tipo de casas hay en la actualidad setenta en la diócesis de Holguín, donde existen 32 parroquias y 18 locales dedicados al culto. "'Sean siempre humildes y amables, sean comprensivos, sobrellevándose mutuamente con amor; esfuércense en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz'", citó Bergoglio de San Pablo.

Las casas de misión son una iniciativa evangelizadora que nació en la década de los setenta del pasado siglo y, aunque no fueron bien valoradas por las autoridades de La Habana, nunca se dictó su prohibición; en toda Cuba hay actualmente 2.330.

Se trata de lugares donde se celebran bautismos, funcionan comunidades estables y hay celebraciones sistemáticas y han sido considerados por la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba como "una de las mayores fortalezas de la Iglesia".

El obispo de la ciudad, Emilio Aranguren Echeverría, tuvo unas palabras de agradecimiento al papa, a quien dijo que su visita obligará a, por parte de la Iglesia local, "favorecer la 'pastoral del encuentro'".

Se refería el obispo a que debe ser un esfuerzo para propiciar "reecuentros entre amigos, familiares, vecinos y conciudadanos, como gesto previo que pueda favorecer la necesaria reconciliación".

La diócesis de Holguín es una de las once en las que está dividida la isla y cuenta con un total de 8 templos católicos, para un población de 1.650.000 personas; el numero de clérigos, entre obispos, sacerdotes diocesanos, sacerdotes "ad gentes" y religiosos asciende a 37, según datos de la propia diócesis.

Además hay 50 religiosas repartidas en catorce comunidades femeninas y existen otras tres comunidades religiosas masculinas.

El acto del papa en Holguín fue el primero en esta ciudad cubana, la tercera más grande del país, tras su llegada a su aeropuerto, donde fue recibido por el obispo Aranguren y autoridades locales.

Después de la misa, el papa tiene previsto acudir a la Loma de la Cruz, una colina desde la que se divisa la ciudad y desde la que bendecirá a la población.

Posteriormente continuará viaje para cumplir con la tercera etapa de su viaje a Cuba, Santiago, donde nada más llegar se reunirá con los obispos de la isla. 

Etiquetas
Comentarios