Despliega el menú
Internacional

Margallo: "El reparto de cuotas debe venir al final del proceso"

El nuevo planteamiento de la CE pretende reasentar 120.000 refugiados, en lugar de los 40.000 inicialmente previstos.

El ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo.
Margallo: "El reparto de cuotas debe venir al final del proceso"
Efe

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, ha afirmado este jueves sobre el nuevo planteamiento de la Comisión Europea para reasentar a 120.000 refugiados en lugar de los 40.000 inicialmente previstos, que "el reparto de cuotas debe venir al final del proceso" y "lo que tiene que poner sobre la mesa" Bruselas es una propuesta de política común europea.

"El tema del reparto de cuotas debe venir al final del proceso. Mi preocupación es, y se lo hemos dicho a la Comisión, que hay que hacer de una vez por todas una política integral, global, en la que que se contemplen todos los aspectos del fenómeno más grave y doloroso que tiene que afrontar la comunidad internacional", ha señalado en declaraciones a los medios en el Instituto Cervantes.

En su opinión, "el tema de las cuotas es muy urgente pero solo resolverá parte del problema", y así lo trasladará a los ministros de asuntos exteriores de la Unión Europea en un encuentro infomal que comenzará mañana. "En la vida, o tienes un diagnóstico de lo que pasa y por tanto, una terapia completa o estás dando palos de ciego que sirven para resolver un problema ahí, pero no el problema de fondo", ha señalado.

En este contexto, ha afirmado que "España va a pedir una política europea de asilo y migraciones, que es lo que la Comisión tiene que poner encima de la mesa, y probablemente, una convocatoria del Consejo de Seguridad para que el tema de emigración se trate a nivel de Naciones Unidas" y se impliquen todos los países.

Para Margallo, "lo único que no cabe es la globalización de la indiferencia", "se requieren soluciones urgentes, contundentes y globales para abordar el problema, que es el más importante del siglo XXI". Se requiere, conforme ha dicho, "una política mundial en que participen los países de origen, tránsito y acogida".

Preguntado por la iniciativa de varias ciudades de conformar una red de municipios por la acogida de refugiados, Margallo entiende que haya voluntad de ayudar, pero apuesta por una respuesta global al fenómeno porque falta una solución "no sólo nacional, sino europea y probablemente planetaria". "Cuando se ven imágenes como las que vimos ayer, son aterradoras y todo el mundo quiere hacer algo, y se entiende que está en la nobleza de sentimientos, pero tenemos que poner orden e ir a abordar el problema en su totalidad", ha señalado.

En cuanto a la idea francesa de abrir un campo de refugiados en su territorio, Margallo ha recordado que "en Italia se han hecho campos o ciudades de acogida para atender necesidades elementales de quien llega y luego para distinguir entre quien es perseguido y con derecho al asilo y quien es inmigrante económico". "Es obvio que no puedes dejar que esta gente que llega esté muriendo de hambre en las calles o estén sin atención y hay que darles unos centros de acogida insisto para atender sus necesidades y para ir depurando quién es quién, qué se puede hacer con ellos y dónde. Esto lo tenemos que repartir entre nosotros y primero, dimensionar el tema en términos numéricos", ha señalado.

Paz en Siria y Libia

El ministro ha apuntado algunas de esas medidas a adoptar, como una "operación de mantenimiento de la paz" que ponga fin a los conflictos de Libia y Siria, y ha repasado iniciativas del Gobierno en marcha en diversos sentidos. 

"Hay que procurar apagar esos conflictos sin soluciones bélicas, que es la mediación que hemos lanzado con Marruecos; Procurar un diálogo interculurtural y religioso (...) tomarse en serio las políticas de ayuda económica a los países donde estos problemas están, porque es la pobreza el origen de las emigraciones económicas, y eso pasa por una política comercial que les permita colocar sus productos locales en los mercados (...) y una política de cooperación activa que les ayude a desarrollarse", ha explicado.

Etiquetas
Comentarios