Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

​Muere a los 83 años Ieng Thirith, la ministra del Jemer Rojo

En 2007, fue detenida y acusada por genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad.

Ieng Thirith
Ieng Thirith
Efe

La exdirigente del Jemer Rojo Ieng Thirith murió este sábado a los 83 años en Pailin, en el noroeste de Camboya, donde residía bajo vigilancia, informó el tribunal internacional de Camboya.

Thirith, exministra de Asuntos Sociales del régimen, fue acusada por genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad por la corte auspiciada por Naciones Unidas que en 2012 suspendió la causa en su contra después de que se le diagnosticara demencia.

En un comunicado, el tribunal indicó que la exdirigente murió este sábado por la mañana en la casa donde residía después de que fuera puesta en libertad bajo vigilancia judicial, según informó a la institución su guardia legal.

El portavoz del tribunal, Lars Olsen, dijo que no se ha determinado qué ocurrirá con los cargos que se le habían imputado y que estaban suspendidos debido a su enfermedad.

Thirith era la viuda de Ieng Sary, número tres del régimen comunista liderado por Pol Pot, que entre 1975 y 1979 provocó la muerte de unos 1,7 millones de personas a causa de trabajos forzados, hambruna, enfermedades y purgas políticas.

Sary, que murió en marzo de 2013, era junto a su mujer uno de los cuatro imputados en la causa contra la cúpula del régimen, iniciada en 2011 y en la que aun figuran el número dos e ideólogo de la organización, Nuon Chea, y el exjefe de Estado, Khieu Samphan.

Nacida en 1932 en la provincia de Battambang en el seno de una familia acomodada, Thirith estudió en París, donde se graduó en literatura inglesa, se casó con su marido y entró en contacto con círculos izquierdistas.

A su regreso a Camboya en 1957 inició una actividad clandestina que la llevó ocho años después a unirse a la guerrilla comunista, donde coincidió con otros futuros dirigentes del Jemer Rojo, que tomó el poder en 1975.

Después de que Vietnam lo derrocara en 1979, el Jemer Rojo mantuvo la guerra contra el nuevo Gobierno camboyano instalado por Hanoi hasta disolverse en 1998.

Dos años antes, en 1996, la facción liderada por Ieng Sary en su bastión de Pailin llegó a un acuerdo con Phnom Penh para abandonar la lucha armada e integrar a los milicianos en las fuerzas regulares leales al gobierno.

Pol Pot murió en 1998 preso de sus propios correligionarios en Anlong Veng, el último bastión de la guerrilla en el norte de Camboya.

En septiembre de 2007, Ieng Thirith fue detenida junto a Ieng Sary por orden del tribunal internacional, creado cuatro años antes, en su mansión de un barrio residencial de Phnom Penh.

El director del Centro de Documentación de Camboya, Youk Chhang, lamentó que Thirith haya muerto sin recibir una condena por los crímenes acreditados por esta institución, y que su juicio frustrado "deja un vacío para las nuevas generaciones".

"La historia ha comprobado su papel y es difícil de aceptar para muchos supervivientes como yo. La justicia debe imponerse y prevalecer para mitigar el dolor de la población", dijo Youk Chhang.

Su muerte deja a Nuon Chea, de 89 años, y Khieu Samphan, de 84, como los últimos líderes vivos del Jemer Rojo.

Ambos fueron condenados a cadena perpetua en agosto de 2014 por crímenes contra la humanidad, en la primera parte del caso contra los líderes del régimen.

Los dos exdirigentes son juzgados por genocidio en la segunda parte de la misma causa, que el tribunal decidió segregar ante su complejidad y el temor de que los acusados, de edad avanzada y salud frágil, murieran antes de que se pudiera emitir una sentencia.

La primera sentencia del tribunal fue contra el exdirector de la prisión S-21 Keing Guek Eav, alias Duch, condenado en apelación en 2012 a cadena perpetua por su responsabilidad en la tortura y asesinato de unas 12.000 personas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión