Internacional

La UE sigue sin alcanzar un acuerdo para repartirse a 40.000 refugiados en dos años

Según fuentes diplomáticas solo se llegaría a un total de alrededor de 35.000 solicitantes de asilo.

La UE sigue sin alcanzar un acuerdo para repartirse a 40.000 refugiados en dos años
Efe

Los ministros europeos del Interior cerraron este lunes la discusión sobre el reparto en los próximos dos años de 40.000 demandantes de asilo sirios y eritreos llegados a Italia y Grecia desde abril sin compromisos que permitan llegar a esa meta, y decidieron revisar la situación en diciembre.

"Con los compromisos por países que hay sobre la mesa solo se llegaría a un total de alrededor de 35.000 solicitantes", indicaron fuentes diplomáticas, que confirmaron que los Veintiocho volverán a tratar la cuestión en diciembre.

"No puede considerarse un fracaso porque se trata de un proceso de dos años", añadieron las mismas fuentes.

España fue el único país que llegó a la reunión de este lunes sin haber comunicado a la UE la cifra de refugiados que está dispuesta a aceptar, aunque el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo que el país sería "responsable y solidario" y presentaría una cifra para no bloquear el proceso, aunque subrayó su desacuerdo con el sistema.

El Ejecutivo comunitario propuso en un principio que el reparto de refugiados se hiciera sobre la base de cuatro criterios con distinto peso en el cómputo: el PIB (40 por ciento), la población (40 %), la tasa de desempleo (10 %) y el esfuerzo previo de acogida realizado por el país (10 %).

Según este planteamiento, España debería acoger en los próximos dos años a 4.288 solicitantes de asilo de esos 40.000, para ayudar a aliviar la crisis que ha desatado la llegada masiva de personas a través del Mediterráneo. Fernández Díaz no quiso revelar a su llegada al encuentro la contribución de España, pero sí dijo que en cualquier caso no superará la cifra de 4.288 demandantes que le propuso acoger la CE, y que España considera injusta porque se basa en unos criterios que no tienen suficientemente en cuenta ni el elevado desempleo en el país ni el esfuerzo previo de acogida.

Otros países como Hungría, molesta porque la UE no toma medidas para aliviar la presión migratoria que sufre de ciudadanos de Kosovo, dijeron que su contribución sería "cero". Austria, por su parte, aseguró no tener problemas en aceptar la cuota sugerida por Bruselas (1.213 personas) si el sistema fuese obligatorio, pero ahora que se ha transformado en algo voluntario dijo que le parecía absurdo tener que acoger más refugiados cuando es uno de los países que ya soporta más presión de demandantes en función de su población.

En este contexto, se mostró dispuesta a aceptar una parte de los 40.000 demandantes, aunque sin concretar cifras, siempre que se cumplan dos condiciones: que procedan de países más presionados (con más demandantes por número de habitantes) y que Italia y Grecia identifiquen y tomen las huellas dactilares de los recién llegados a su territorio. Otra de las novedades es que Irlanda, que tiene la posibilidad de quedarse fuera de la decisión según reconocen los Tratados, dijo estar dispuesta a recibir a 600 demandantes de asilo de los que están en Italia y Grecia.

Holanda por su parte, se mostró de acuerdo con la cifra sugerida por Bruselas (2.047), siempre que los demás países de la UE asuman su parte y que Italia y Grecia cumplan con sus compromisos de identificación y toma de huellas dactilares de las personas que llegan a su territorio. Francia y Alemania ya había comunicado públicamente a principios de mes que podían aceptar a 6.752 y 8.763 demandantes de asilo sirios y eritreos, respectivamente, de acuerdo también con la sugerencia de la CE.

La presidencia luxemburguesa de turno de la UE se había marcado como objetivo que la decisión sobre las cuotas de asilo estuviera lista a finales de este mes, tras lo cual debería consultarse al Parlamento Europeo, que no celebra su primera sesión plenaria tras la pausa estival hasta la semana del 6 al 9 de septiembre.

Etiquetas