Despliega el menú
Internacional

​España ofrece acoger a 1.300 demandantes de asilo frente a los 4.288 que le pidió Bruselas

Los 28 aceptan reubicar a menos de 35.000 solicitantes frente al compromiso inicial de 40.000.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
Efe

Los ministros de Interior de la Unión Europea han acordado este lunes el reparto de algo más de 32.000 demandantes de asilo actualmente instalados en Italia y Grecia, de los que España ha aceptado asumir la acogida de 1.300 inmigrantes en lugar de los 4.288 que le pidió la Comisión Europea.

"Nos habían solicitado que reubicásemos en dos años a un total de 4.288 personas y hemos ofrecido 1.300", ha explicado el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en declaraciones a la prensa al término de la reunión a 28 en Bruselas. Los líderes de la Unión Europea encargaron a los ministros acordar antes de que acabara el mes de julio el reparto en dos años de 40.000 demandantes de protección internacional de Siria, Eritrea e Irak, llegados a Italia y Grecia.

Sin embargo, la resistencia de países como España y Hungría a aceptar el programa diseñado por Bruselas y la clave de reparto propuesta ha obligado a revisar a la baja el compromiso total. Los países de la UE se comprometen a revisar a finales de año la situación para sopesar si es posible llegar a 40.000. Los compromisos asumidos este lunes por los Estados miembros permitirá cumplir el primer año del programa de reubicación "sobradamente", según ha asegurado el ministro Fernández Díaz, y revisar en diciembre la situación y explorar la forma de repartir los "cerca de 5.000" cuya reubicación queda por aclarar.

En este sentido, Fernández Díaz ha considerado que España podría llegar hasta los 1.500 demandantes de asilo reubicados con la revisión de diciembre. Además del reparto de los 40.000 demandantes de asilo, los Veintiocho debían pactar también cómo distribuir en la Unión Europea el peso de la acogida de 20.000 refugiados aún en países terceros.

Para este segundo programa, al que España sí ha ofrecido su apoyo por considerar que no tendría el mismo "efecto llamada" que el primero, Fernández Díaz ha ofrecido acoger 1.449, ligeramente por debajo de lo propuesto inicialmente por el Ejecutivo comunitario. Las cifras comprometidas por los Estados miembros supone que la Unión Europea no ha logra, de momento, cumplir la promesa de reubicar a 40.000 demandantes de asilo; pero sí asegura que queda "plenamente cubierto" el plan para realojar a inmigrantes que ya cuentan con el estatus de refugiado. "Incluso hay superávit", ha celebrado el ministro español, al referirse a que el objetivo de 20.000 refugiados se ha sobrepasado.

Compromiso europeo

La presidencia luxemburguesa de la UE ha apuntado como posibilidad el trasvase de cifras de un programa a otro, de modo que las plazas excedentarias para la acogida de refugiados se empleen para reubicar a demandantes de asilo, lo que permitiría elevar hasta 35.000 personas las posibilidades.

Francia y Alemania asumirán el grueso de la reubicación de los sirios, eritreos e iraquíes instalados por ahora en Italia y Grecia, ya que París ha aceptado recibir a 6.752 personas y Alemania, a 10.500. Del otro lado, Dinamarca y Reino Unido hacen uso de la salvaguarda que les permite quedar fuera del proyecto, mientras que Austria y Hungría han ofrecido "cero" plazas. Irlanda, que cuenta con la misma salvaguarda que los británicos, ha elegido participar y reubicará en su territorio a 600 demandantes de asilo.

El comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, se ha mostrado "decepcionado" porque no se haya llegado al objetivo de los 40.000 reubicados y porque se haya quedado en compromisos voluntarios una clave de reparto que Bruselas quería obligatoria.

"Demuestra que los planes voluntarios son difíciles de aplicar", ha dicho el comisario, antes de confirmar que seguirá adelante con el proyecto de proponer un programa obligatorio permanente para situaciones de crisis a finales de año.

Por su parte, el ministro luxemburgués y presidente de turno de la UE, Jean Asselborn, ha explicado que las primeras reubicaciones serán en el mes de octubre, ya que para la puesta en marcha del programa es necesario esperar al voto del Parlamento Europeo en septiembre.

Los 28 tienen que esperar al pronunciamiento de la Eurocamara, aunque su opinión no será vinculante. Asselborn ha confiado en que la iniciativa europea sirva para poner freno a "cierto turismo de asilo" y ha asegurado que con esta decisión, la UE ha demostrado que no es una "fortaleza".

Etiquetas
Comentarios