Despliega el menú
Internacional

El Supremo absuelve a Knox y Sollecito por el asesinato de la británica Meredith Kercher

El único culpable del crimen es Rudy Guede, castigado por ser "cómplice de asesinato" en 2010 con 16 años de cárcel.

Amanda Knox
El Supremo absuelve a Knox y Sollecito por el asesinato de la británica Meredith Kercher

El Tribunal Supremo absolvió este viernes a la estadounidense Amanda Knox y a su ex novio, el italiano Raffaele Sollecito, por el asesinato de la británica Meredith Kercher en 2007 en Perugia (centro), ciudad en la que cursaban un programa estudiantil.

El Supremo solo condenó a Knox a 3 años de prisión por calumnias, una pena que ya ha cumplido, por intentar incriminar en los hechos a Patrick Lumumba, el músico congoleño y propietario del bar donde trabajaba Knox.

El único culpable del crimen de la estudiante británica es el marfileño Rudy Guede, castigado por ser "cómplice de asesinato" en 2010 con 16 años de cárcel, tras elegir un juicio breve, y cumple la sanción en un penal de Viterbo (centro).

Tras conocer el fallo absolutorio, los abogados de Sollecito y de Knox dijeron que pone fin a una lucha que ha durado 7 años.

"Amanda está feliz, pediremos indemnización por su injusto encarcelamiento", afirmó a los medios su abogado Carlo Della Vedova, minutos después de comunicarle por teléfono la sentencia a la estadounidense, que se encuentra en Seattle (EEUU).

También la abogada de Sollecito, Bongiorno, destacó que esta es "una sentencia positiva" porque significa que "no hay que seguir luchando" por demostrar la inocencia de su cliente en el crimen.

Sollecito, que esperaba la sentencia en su casa de Puglia (sur) con su padre, recibió la noticia por teléfono gracias a su hermana Vanessa Sollecito.

En ese momento, según los medios locales, Sollecito rompió a llorar: "Soy inmensamente feliz", dijo."Finalmente, puedo retomar mi vida", prosiguió.

Knox y Sollecito fueron condenados en enero de 2014 a 28 años y seis meses de prisión y a 25 años, respectivamente, por el Tribunal de Apelación de Florencia (centro), después de que el Supremo hubiera ordenado repetir el juicio al considerar que en el proceso se habían cometido errores judiciales.

En diciembre de 2009, un tribunal de Perugia condenó a Knox y Sollecito a 26 y 25 años de prisión, respectivamente, por participar en la muerte de la estudiante.

Fueron detenidos en noviembre de 2007 y pasaron cuatro años en las cárceles italianas hasta que el 3 de octubre de 2011, el Tribunal de Apelación de Perugia les absolvió por no "existir" y "no haber cometido" los hechos que a ambos se les imputaban.

Esta sentencia fue recurrida al Supremo que la invalidó y pidió al Tribunal de Apelación de Florencia que repitiera el proceso. Los acontecimientos ocurrieron el 1 de noviembre de 2007, cuando la joven británica que cursaba una beca Erasmus en Perugia (centro de Italia), Meredith Kercher, de 21 años entonces, fue asesinada en la casa que compartía con Knox

Etiquetas