Despliega el menú
Internacional

Un atentado contra los occidentales siembra el pánico en Bamako

Al menos dos europeos, entre los cinco muertos en el atentado en un popular restaurante de Mali.

Atentado en Bamako
Un atentado contra los occidentales siembra el pánico en Bamako

Un atentado contra un restaurante muy popular entre los occidentales en Bamako que causó cinco muertos, al menos dos de ellos europeos, sembró anoche el pánico en la capital maliense, mientras que las sospechas recaen sobre grupos yihadistas próximos a Al Qaeda.

Dos sospechosos que estaban cerca del lugar del atentado fueron detenidos por las autoridades malienses, y que según informaron  fuentes de seguridad, los arrestados tenían "rasgos similares" a los dos hombres encapuchados que perpetraron el atentado.Dos encapuchados dispararon a los comensales

El ataque se produjo este viernes un poco después de la medianoche cuando dos hombres encapuchados que entraron en el restaurante La Terrace, en el barrio de L'Hypodrome, y comenzaron a lanzar granadas y a disparar a los asistentes con armas automáticas, antes de darse a la fuga a bordo de un vehículo.

Los investigadores no descartan la pista del "terrorismo" en este atentado perpetrado contra un restaurante muy frecuentado especialmente por ciudadanos occidentales.

Asimismo, se sospecha que los autores pertenezcan a un grupo yihadista que actúan con frecuencia en el noreste del país y que atacan a menudo a las fuerzas de estabilización de la ONU (Minusma) o el ejército maliense.

Las primeras informaciones indican que hay un francés y un belga entre los muertos, además de dos malienses -un guardia y un policía-, mientras se desconoce la identidad de la quinta víctima, que podría ser un occidental.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Suiza confirmó que entre la decena de heridos que causó el atentado hay dos militares suizos, en estado de gravedad, todos trasladados al Hospital Gabriel Touré.

Tras el ataque que sembró el pánico entre los habitantes de la capital maliense, las fuerzas de seguridad montaron un cordón de seguridad en este barrio conocido por su ambiente activo y de vida nocturna por la existencia de una gran cantidad de restaurantes, bares y discotecas, y la presencia de prostitución en esta zona.

El enorme operativo de seguridad dejó a varias familias que viven cerca o en esta zona bloqueadas en sus casas.

Las diferentes representaciones diplomáticas extranjeras en Mali llamaron a sus ciudadanos a la prudencia, mientras que la embajada francesa formó una célula de crisis, y ha reforzado la seguridad de acuerdo con las autoridades malienses.

El presidente francés, François Hollande, condenó hoy "con la mayor firmeza" el "atentado cobarde" perpetrado anoche en Bamako, y avanzó que va a hablar con su homólogo maliense, Ibrahim Bubacar Keita, para "manifestarle su simpatía, su amistad, y ofrecerle la ayuda de Francia".

Además, la Fiscalía antiterrorista en Francia abrió una investigación judicial por los hechos de Bamako, dada la existencia de un francés entre las víctimas.

Por su parte, España condenó "en los términos más enérgicos" el atentado de Bamako al tiempo que reiteró su apoyo a todas las iniciativas tendentes a garantizar la paz, la estabilidad y la seguridad de Mali, y animó a todas las partes a rubricar el acuerdo alcanzado en las negociaciones de Argel para conseguir la paz en todo el territorio.

La Unión Europea está presente en Mali para asistir a las fuerzas de seguridad del país después de que a mediados de 2012 varios grupos radicales islámicos y terroristas se hicieran con el control de las tres provincias del norte de Mali (Gao, Tumbuctu y Kidal).

A pesar de que fueron expulsados gracias a una intervención militar internacional encabezada por Francia en enero de 2013, estos grupos han continuado perpetrando ataques y atentados, muchos de ellos dirigidos contra las fuerzas de la ONU.

Etiquetas