Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Tercer Milenio

Kiev planea una reestructuración de su deuda pública para sanear las cuentas

El Gobierno ha revelado que la quita con sus acreedores es necesaria para recibir ayuda del FMI.

El Gobierno de Kiev planea negociar una reestructuración de su deuda pública como parte de un programa para sanear las cuentas públicas, ha explicado la ministra de Finanzas ucraniana, Natalia Yaresko, al semanario alemán "Der Spiegel".

En una entrevista avanzada este viernes -y que se difundirá mañana íntegra en la nueva edición de la revista- Yaresko explica que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha puesto esta quita como requisito previo a una nueva ayuda financiera.

"Nos hemos comprometido a entrar en negociaciones con todos los acreedores de deuda pública, incluidos los rusos", asegura la ministra, quien añade que las conversaciones podrían arrancar a principios de febrero.

Yaresko evitó cifrar la cuantía exacta que debería tener el nuevo paquete del FMI para Ucrania -"no se trata de si serán 13.000 o 15.000 millones de dólares"- y consideró más importante la duración del programa y la distribución de los pagos.

"Lo ideal sería que el programa durara entre tres y cuatro años y la mayor parte debería ser pagada al inicio del programa", indicó.

El FMI acordó el año pasado con Kiev un paquete de ayudas de más de 17.000 millones de dólares (15.045 millones de euros), de los que ya se han pagado 12.000 millones.

Los acreedores rusos tienen deuda ucraniana por más de 20.000 millones de dólares (17.700 millones de euros). 

Etiquetas