Despliega el menú
Internacional

​La clase política rechaza que se pueda extrapolar triunfo de Syriza a España

El Gobierno y los partidos políticos dejan claro que España no es Grecia.

El Gobierno y los partidos políticos han dejado ayer claro que España no es Grecia y que no se pueden extrapolar la victoria de Syriza a cuyo líder, Alexis Tsipras, han pedido que se comprometa con el proyecto de integración europea. Tanto el Gobierno como dirigentes de todos los partidos se han pronunciado este lunes sobre el claro triunfo de la formación izquierdista Syriza en las elecciones generales celebradas en Grecia, en las que obtuvo el 36,4 % de los votos.

Y lo han hecho para recordar que, pese al auge que ha tenido en España Podemos -una formación de ideología similar a Syriza- el resultado electoral no es trasladable. Es una afirmación que ha hecho suya el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien reconoce que el triunfo de Syriza no garantiza nada a su partido, al que espera "un año muy difícil" en el que tendrán que trabajar "partido a partido, con un contexto distinto al griego".

Ni Podemos le ha dado la victoria a Syriza, ni Syriza se la dará a Podemos: "Nadie nos va a hacer los deberes", ha añadido Iglesias.

Por contra, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, siente como suya la victoria de Syriza y recuerda que el apoyo de su formación a este partido "viene de lejos".  Lara ha manifestado su "más profunda satisfacción" y ha felicitado a Syriza por haber logrado "llevar la esperanza a muchos griegos que habían perdido la esperanza como consecuencia de las políticas neoliberales, apoyadas por gobiernos conservadores".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha enviado un telegrama de felicitación a Tsipras en el que señala que espera que de las elecciones de Grecia "resulte la formación de un Gobierno estable y comprometido con el proyecto de integración europea". También desde el Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos, asegura que en España no habrá un efecto contagio derivado de la victoria de Syriza en las elecciones griegas y subraya que "aquí se evitó el rescate" y el ciudadano valorará la recuperación.

Es algo que ha recordado también el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, para quien los resultados de los comicios griegos son fruto del "desmoronamiento del centro político", que también ocurre en otros países y que debería preocupar a la Unión Europea. España, dice González Pons, debe "mantener estable el centro político" del que es garante el PP mientras que otros -PSOE, IU y Podemos- aspiran a ser Syriza.

"Nosotros no somos Syriza. No somos radicales, ni de extrema izquierda, creemos en el euro, en los derechos y estamos más que satisfechos de ser un partido de centro", ha subrayado. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha sostenido también que "España no es Grecia" y que "son unos irresponsables los que tratan de asemejar la situación española con la griega". Ha defendido que España y Grecia viven "realidades bien distintas" y ha argumentado que es una "irresponsabilidad" obviar eso, porque España "tiene otras alternativas económicas y políticas que ofrecer a los españoles".

Igualmente, la presidenta de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo, Iratxe García, ha rechazado también cualquier extrapolación a España de los resultados de las elecciones griegas: "Grecia no es España, el Pasok no es el PSOE y Syriza no es Podemos", ha aseverado. La portavoz de Ciutadans (C's) en el Parlament, Carina Mejías, ha considerado "preocupante" el aumento de los "extremismos" en Grecia.

El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha afirmado que la victoria de Syriza en Grecia "ilusiona y supone un soplo de aire fresco", a la vez que ha destacado que los contenidos políticos de la formación griega son "muy familiares" para la izquierda abertzale.

Etiquetas