Despliega el menú
Internacional

Dos muertos en una operación antiterrorista al este de Bélgica

La televisión pública belga cita a testigos en la zona que hablan de "una explosión y disparos".

Operación antiterrorista en Bélgica
Dos muertos en una operación antiterrorista al este de Bélgica

Dos supuestos yihadistas han muerto este jueves en el marco de una gran operación antiterrorista lanzada por la Policía federal belga en Bruselas y otras localidades del país. La Fiscalía ha informado de que la operación se ha activado ante el riesgo "inminente" de un atentado.

Un portavoz de la Fiscalía federal ha informado en una rueda de prensa de que la operación sigue en marcha y se activó ante la sospecha de que los grupos vigilados preparaban un atentado "de envergadura" en Bélgica y de manera "inminente".

La cadena pública RTBF apunta que el objetivo de los atentados eran edificios de la Policía y añade que las autoridades decidieron actuar este jueves tras la información reunida a través de escuchas en los domicilios y vehículos de los supuestos terroristas.

Los sospechosos contra los que se ha dirigido el dispositivo son jóvenes que habían regresado al país tras pasar una temporada en Siria.

El operativo se ha lanzado simultáneamente en varias localidades belgas, con "una decena de redadas" en Bruselas, varios municipios de la periferia, como Zaventen y Vilvoorde, y en Verviers, una localidad del este del país próxima a la frontera con Alemania y considerada como uno de los focos del yihadismo en Bélgica.

El asalto en Verviers se ha saldado con la muerte de dos sospechosos y la detención de un tercero, que ha resultado herido, en una operación realizada en torno a las 17.00 y durante la que se han escuchado varias explosiones y ráfagas de disparos.

Las autoridades han reevaluado la situación de alerta terrorista del país y han decidido elevar el nivel de vigilancia de 2 a 3, en una escala de 4. Además, la sede la Policía federal en la capital ha sido desalojada esta tarde por una amenaza de bomba.

Las fuentes de la investigación citadas por distintos medios belgas desvinculan este operativo de los atentados ocurridos la pasada semana en París y explican que las distintas redadas en Bélgica estaban en marcha semanas antes.

La Fiscalía ha informado de lo ocurrido en una comparecencia ante la prensa sin preguntas y ha evitado dar más detalles debido a que la operación sigue en marcha. Las autoridades también han confirmado que ha habido varias detenciones, sin ofrecer más detalles.

Así fue la operación

La operación, llevada a cabo por la Policía federal belga y por unidades especiales de la lucha antiterrorista, comenzó hacia las 17.00 GMT y durante su transcurso se oyeron varias explosiones, indica la edición digital del diario De Standaard.

Vecinos de la zona cercana a la estación de trenes de Verviers dijeron a la cadena de televisión RTBF que "se oyeron disparos y varias explosiones", mientras que otros testigos citados por Le Soir indican "haber visto corriendo a dos jóvenes de entre 25 y 30 años de origen magrebí, vestidos de negro y con una bolsa del mismo color".

Por su parte, De Standaard señaló que, según sus fuentes, esos hombres "planeaban una ataque y con esta operación se ha evitado una nueva tragedia como la de París", ocurrida la pasada semana cuando los hermanos Said y Cherif Kouachi mataron a doce personas en un ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo.Venta de armas

Las autoridades belgas han incrementado la vigilancia de presuntos grupos yihadistas desde los ataques de París, en los que murieron 17 personas, y el miércoles detuvieron a un hombre que negoció con los hermanos Kouachi la entrega de las armas que utilizaron en el atentado contra la sede del semanario.

El hombre ha sido acusado de tráfico de armas por orden de un juez de instrucción de la ciudad de Charleroi, según confirmó la Fiscalía, que está encargada de la investigación.

El traficante explicó que al enterarse de la vinculación de Coulibali con el movimiento radical Estado Islámico (EI) se asustó y prefirió compartir la información que tenía con la policía.Empuña un arma al grito de 'Allahu Akbar'

Mientras, en Bruselas las autoridades han informado de la detención de un sospechoso por haber enseñado un arma en el metro de la capital al grito de 'Allahu Akbar' (Alá es Grande).

El suceso ha tenido lugar en torno a las 17.00 en la estación de Ribaucourt (a las afueras del centro de Bruselas), cuando tres mujeres han visto al sospechoso exhibir el arma.

El hombre se ha dado a la fuga, pero ha sido filmado por las cámaras de seguridad, lo que ha permitido su identificación y posterior detención.

Etiquetas