Internacional

Los ucranianos votan en legislativas sin enfrentamientos en el este prorruso

En un simbólico gesto, el presidente ucraniano hizo un viaje relámpago en helicóptero a Donetsk.

Los ucranianos votan en legislativas sin enfrentamientos en el este prorruso
Afp

Los ucranianos votan este domingo en unas elecciones legislativas boicoteadas por los separatistas prorrusos sin que los cañones hayan retumbado durante toda la jornada en la zona de conflicto en el este del país.

En un simbólico gesto, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, realizó este domingo por la mañana un viaje relámpago en helicóptero a Donetsk para demostrar que los habitantes de esa región rusoparlante pueden ejercer libremente su derecho de voto.

"Tuve la posibilidad de pasar por las localidades donde no se pudo votar en las presidenciales (de mayo). Ahora sí pueden votar por un futuro europeo", aseguró.

Poroshenko destacó que los problemas detectados en antiguas plazas rebeldes como Slaviansk, Dzerzhinsk y Novoaidar "han sido subsanados" y "la participación electoral puede ser comparada con la de Kiev".

Mientras tanto, la Comisión Electoral Central (CEC) reconoció que en las 17 circunscripciones bajo control de Kiev en Donetsk y Lugansk no todos los colegios han abierto sus puertas, debido a la inseguridad o a la ausencia de delegados electorales.

"De las 21 circunscripciones de la región de Donetsk, en seis está garantizada la votación en todos los colegios; en seis, sólo parcialmente, y en otros nueve, es imposible", informó la CEC en un comunicado.

Debido al boicot de los separatistas prorrusos, menos de la mitad de los más de 5 millones de electores llamados a las urnas en esas dos regiones podrán ejercer su derecho al voto.

No obstante, la CEC declaró válidos los comicios, aduciendo que apenas se han producido irregularidades.

"Tenemos todos los argumentos a nuestro favor para declarar que las elecciones son válidas. Ni una sola fuerza política dentro o fuera del país puede poner en duda los resultados electorales", dijo Janna Usenko-Chernaya, vicepresidenta de la CEC, en rueda de prensa.

Según los datos oficiales, poco más del 30% de los más de 36 millones de ucranianos llamados a las urnas había ejercido su derecho al voto a las 16.00 hora local (13:00 GMT), a cinco horas del cierre de los colegios.

Al respecto, Poroshenko destacó que la votación transcurre "sin irregularidades notables" y que las elecciones "responden a todos los estándares democráticos".

"Todo los intentos de abortar la votación han fracasado. En general, las infracciones fueron dos veces menores que en las legislativas de 2012", agregó Vitali Kovalchuk, jefe de campaña del bloque de Poroshenko.

Kochalchuk cifró en un 0,2% el porcentaje de colegios electorales que no abrieron sus puertas, todos ellos situados en la zona de conflicto.

"He votado por el futuro, por un desarrollo europeo, por la renovación del poder (...), espero que el pueblo ucraniano haga una elección responsable", dijo Poroshenko al depositar su voto en un colegio del centro de Kiev a su regreso de Donetsk.

El presidente agregó: "Espero ser capaz de formar una fuerte coalición europeísta, ucraniana y democrática. Estoy seguro de que tendremos un nuevo Gobierno, una nueva coalición y un nuevo Parlamento".

El Bloque Petró Poroshenko se perfila como el gran favorito en los comicios, pero su objetivo primordial es lograr la mayoría constitucional (300 de los 450 escaños) para introducir las reformas demandadas por Occidente.

Poroshenko ya tiene preparado un "proyecto de coalición" y un programa, cuyo objetivo es que Ucrania este preparada para solicitar el ingreso en la Unión Europea en 2020.

Por su parte, el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, expresó su confianza en que cuanto antes se forme una coalición europeísta.

"¿Qué espero de las elecciones? Cambios objetivos, tanto de la clase política como de sus actitudes, responsabilidad y cumplimiento de lo que esperan millones de ucranianos", destacó.

El partido de Yatseniuk, primer ministro desde finales de febrero, es uno de los siete que se prevé que superará la barrera del 5% de los votos, la mínima para acceder a la Rada (Parlamento).

Mientras, los separatistas de Donetsk y Lugansk ignoraron las legislativas y continúan sus preparativos para celebrar el próximo 2 de noviembre sus propios comicios en los que elegirán a sus líderes a sus Parlamentos (Soviet Supremo), votación respaldada por el Kremlin.

Etiquetas