Despliega el menú
Internacional

Mariano Rajoy y el presidente chino recalcan que no tienen "ningún conflicto de intereses"

El Gobierno español cree que ha mejorado las bases para la colaboración económica.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente chino, Xi Jinping, han asegurado este viernes que no hay en este momento ningún conflicto de intereses en la relación bilateral, que puede verse incrementada con nuevas inversiones en España que están analizando magnates de China.

La segunda jornada de la visita oficial de Rajoy a Pekín ha incluido en su agenda una serie de reuniones políticas y económicas con las que el Gobierno español considera que se han puesto las bases para una mayor colaboración.

La entrevista con Xi ha sido en el Gran Palacio del Pueblo, donde el presidente chino ha comentado que ha estado en varias ocasiones en España, un país que, ha dicho, la causa una "profunda impresión".

"No existe ningún conflicto de interés fundamental entre nosotros ni tampoco problemas históricos", ha destacado Xi, una apreciación que ha sido secundada por Rajoy.

Esta visita de Rajoy a China se ha concretado después de que la Audiencia Nacional española haya archivado la causa abierta contra varios exdirigentes chinos por la presunta represión en el Tíbet, tras aprobarse la reforma de la ley de Justicia Universal impulsada por el Gobierno.

El jefe del Gobierno ha trasladado al presidente chino los saludos del rey Felipe VI y del rey Juan Carlos y le ha invitado a visitar España, a lo que Xi ha accedido para que ese viaje se pueda concretar próximamente.

Tras su reunión con el presidente chino, Rajoy ha sido recibido por el presidente de la Asamblea Nacional Popular, Zhang Dejiang, a quien le ha trasladado el deseo de una especial relación entre los Parlamentos de los dos países.

Pero además de estos encuentros políticos, el jefe del Gobierno español ha tenido varios de marcado carácter económico, como el que ha protagonizado con Wang Jianlin y Wang Yingming, dos de los principales magnates chinos, que le han expresado su interés por aumentar sus inversiones en España.

El primero de ellos es propietario del grupo Dalian Wanda y el pasado junio, mediante su sociedad Renville Invest, compró al Banco de Santander, por 265 millones de euros, el Edificio España de Madrid.

El magnate chino ha trasladado a Rajoy su deseo de seguir haciendo inversiones en España y de explorar la posibilidad de adquirir productos agroalimentarios españoles, según han informado fuentes de la delegación española.

Tanto con Wang Jianlin como con Wang Yingming (ambos con agencias de viaje entre sus posesiones), el presidente del Gobierno ha abordado la posibilidad de aumentar la presencia de turistas chinos en España y los empresarios asiáticos le han trasladado el enorme interés por el país.

De unos cien millones de turistas potenciales chinos, España sólo recibe unos 300.000.

Wang Yingming es propietario de la compañía Hainan Airlines y posee el 24% de la cadena hotelera NH después de que ayer se firmara en Pekín un acuerdo por el que adquiría un 4 por ciento más de la misma.

El grupo que preside este magnate cuenta con 110.000 empleados y 40.000 millones de activos en aerolíneas.

La aerolínea Hainan Airlines ha contratado con la empresa española Indra toda la formación de sus pilotos mediante simuladores.

Estas reuniones se suman a la que mantuvo el jueves Rajoy con la responsable de expansión internacional de Alibaba, Maggie Hu, con quien analizó la posible implantación en España del grupo líder del comercio electrónico chino.

Rajoy se ha reunido también este viernes en la embajada en Pekín con empresarios españoles con intereses en China.

Ante ellos ha mostrado su satisfacción por el hecho de que se perciba ya al mercado chino como una oportunidad en lugar de como una amenaza.

"China es un mercado de referencia, la economía más dinámica del mundo y el mayor mercado por demografía y capacidad de desarrollo", ha recalcado el presidente del Gobierno, quien ha considerado que las empresas son las protagonistas de las relaciones económicas bilaterales.

La agenda de Rajoy ha incluido este viernes una visita a la Ciudad Prohibida y un encuentro en el Instituto Cervantes con autoridades hispanistas y personas relevantes del mundo de la cultura china. En este acto, el presidente del Gobierno ha destacado la relación entre cultura y economía, así como el notable incremento de estudiantes de español en China, donde lo aprenden 25.000 jóvenes de enseñanza superior.

El presidente del Gobierno cerrará el sábado su viaje a China con una visita a la Gran Muralla.

Etiquetas