Internacional

Condenan a tres de los implicados en el asesinato de la actriz Mónica Spear y su esposo

Fueron asaltados en enero en una carretera del centro del país mientras viajaban junto a su hija.

Un tribunal de Venezuela sentenció con 24 y 26 años de prisión a tres de los diez implicados en el asesinato de la actriz y modelo Mónica Spear, y de su esposo, el irlandés Thomas Henry Berry, asaltados en enero en una carretera del centro del país mientras viajaban junto a su hija.

"Un Tribunal de Juicio (...) sentenció hoy a 24 años de prisión a Nelfren Jiménez y José Gregorio Ferreira, quienes admitieron ser autores del homicidio de la actriz Mónica Spear y su esposo Thomas Henry Berry", informó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano en un comunicado.

"Asimismo, admitió los hechos Jean Carlos Colina y fue condenado a 26 años de prisión", añade el texto.

Jiménez y Ferreira fueron condenados por "los delitos de homicidio intencional calificado, homicidio intencional calificado en grado de frustración, obstaculización de la vía, asociación para delinquir y robo agravado".

Igualmente Colina recibió condena por los mismos delitos y adicionalmente el de "desvalijamiento de vehículo automotor".

Por este caso continúan en fase de juicio Eva Josefina Armas, Alejandro Maldonado, Leonard Marcano, Adolfo Rico y Franklin Cordero, "debido a que no admitieron haber participado en el hecho", detalla el TSJ.

También están vinculados y procesados por el mismo hecho dos adolescentes de 15 y 17 años, informó hoy en otro comunicado el Ministerio Público.

Spear de 29 años y Berry de 39 fueron asesinados el pasado 6 de enero en presencia de su hija, Maya Berry, de cinco años tras sufrir un percance en una carretera del centro del país que les obligó a parar en la vía y solicitar la asistencia de una grúa.

Un grupo de asaltantes aprovechó el momento para interceptarles con el propósito de robarles y dispararon contra el vehículo, ocasionando la muerte de la pareja y heridas a la niña.

Con el asesinato de la modelo, su hija que resultó herida en la pierna en el ataque, se mudó a vivir con su abuelo materno, Rafael Spear, en Orlando.

Según cifras oficiales, la violencia en Venezuela se cobró la vida de más de 11.000 personas el año pasado, número inferior a los 16.000 del año 2012, sin embargo la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia asegura que los asesinatos fueron cerca de 25.000 a lo largo del 2013.

Etiquetas