Despliega el menú
Internacional

El Papa, en Albania: "Donde hay juventud, hay esperanza"

Ante más de 400.000 personas el Papa ha resaltado que cada "bautizado" tiene un "papel y un deber" en la sociedad.

El Papa Francisco ha destacado en Albania el valor de la juventud. "Este es un pueblo joven, y donde hay juventud, hay esperanza", ha exclamado Francisco arrancando un aplauso de los presentes en la misa celebrada en la céntrica plaza Madre Teresa de Tirana. 

De esta manera el Papa ha usado la imagen del águila, símbolo de Albania para pedir que no olviden  ni "el nido", ni "las plagas" pero no haya venganzas y ha llamado a "volar alto en la esperanza de un mundo mejor". 

Ante más de 400.000 personas el Papa ha resaltado que Albania tuvo "las puertas cerradas" en el pasado, pero que ahora se han reabierto y ha explicado que cada "bautizado" tiene un "papel y un deber" en la sociedad y en la Iglesia. 

Durante la homilía, Francisco ha recordado "el sufrimiento atroz" y "las duras persecuciones" que sufrieron católicos, musulmanes y ortodoxos durante la dictadura comunista que instauró Henver Hoxha, prohibiendo en la constitución la práctica de cualquier religión y estableciendo oficialmente un estado ateo, al tiempo que ha pedido "volar alto hacia la esperanza". 

Igualmente, el Papa ha expresado que el motivo de su viaje es "dar las gracias" por el testimonio "valiente" y "fiel" que prestó el pueblo de Albania y para "hacer crecer la esperanza". Por eso, ha llamado a "volar alto hacia la esperanza", "siempre hacia arriba". 

El Pontífice ha recordado el muro del cementerio de Escútari, "donde se asesinaron a tantos cristianos" al tiempo que ha resaltado que Albania fue "tierra de mártires" donde muchos obispos, sacerdotes, religiosos y laicos pagaron "con su vida" la fidelidad. 

En la misa, en la que estaba presentes miles de fieles -no solo cristianos, sino también musulmanes- de todo el país y de las vecinas Kosovo y Macedonia, el Papa ha recalcado que muchos sufrieron por su fe "hasta el sacrificio de la vida" y, por eso, ha llamado al amor, la libertad, la justicia y "sobre todo la paz". En esta línea, ha pedido paz "en las casas", "en los corazones" y en la "nación".

Etiquetas