Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Snowden, abrazando la bandera de EEUU, se dice dispuesto a entrar en prisión

El antiguo experto de la NSA asegura que esta disupesto siempre que sirva para hacer lo correcto.

Al comienzo de la entrevista Snowden se sentía nervioso ante la idea de posar con la bandera
Snowden, abrazando la bandera de EEUU, se dice dispuesto a entrar en prisión
Reuters

El antiguo experto de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, en inglés) Edward Snowden asegura que está dispuesto a ir a prisión en su país en una entrevista para la revista 'Wired', en cuya portada aparece abrazado a la bandera estadounidense.

"Le dije al Gobierno que me ofrezco voluntario a ir a la cárcel, siempre y cuando sirva para hacer lo correcto", dice Snowden en una entrevista publicada este miércoles.

"Me importa más el país que lo que me pase a mí. Pero no podemos permitir que la ley se convierta en un arma política o asuste a la gente lejos de defender sus derechos, no importa qué tan bueno sea el trato. Yo no voy a formar parte de eso", reiteró.

Snowden asegura también que los ciudadanos estadounidenses no deben confiar aún en la labor de la NSA y aseguró que, en este sentido, la Administración del presidente Barack Obama "todavía no ha solucionado sus problemas".

"Todavía tienen negligencias auditadas, todavía tienen asuntos que se les escapan de las manos y no tienen ni idea de dónde vienen ni hacia dónde quieren ir. Si ese es el caso, ¿cómo podemos nosotros como ciudadanos tener confianza en la NSA con toda nuestra información, todos nuestros registros privados, el registro permanente de nuestras vidas?", explica.

El informático, perseguido por la justicia de su país y actualmente asilado en Rusia, concedió una entrevista a la revista en Moscú y, según aseguró su director, Scott Dadich, al principio estaba nervioso con la idea de posar junto a la bandera.

"Dijo que estaba nervioso por el hecho de que posar con la bandera enfadase a la gente, pero significaba mucho para él", afirmó Dadich.

"Dijo que amaba a su país. Meció la bandera y la sostuvo cerca de su corazón. Nadie dijo una palabra y se nos pusieron los pelos de punta. Nos sentamos todos allí durante un largo rato, mirándolo", agregó el director.

El Gobierno estadounidense lo acusa de filtrar documentos clasificados como de alto secreto, que revelaron la existencia de los programas de vigilancia masiva y registro de llamadas telefónicas del Gobierno federal estadounidense.

En la actualidad, Snowden se encuentra en un lugar no revelado de Rusia, donde, aseguran, pasa desapercibido. 

Etiquetas