Despliega el menú
Internacional

Gastronomía

Eurodiputados 'históricos' que no volverán a Bruselas

La séptima legislatura de la Eurocámara ha sido la última para algunos eurodiputados.

Imagen de archivo del Parlamento Europeo
Imagen de archivo del Parlamento Europeo

La séptima legislatura de la Eurocámara (2009-2014), que concluye con las próximas elecciones europeas, ha sido la última para algunos eurodiputados "históricos" en el hemiciclo europeo, como ha sido el caso de "Dani el rojo", símbolo del mayo del 68, o del expresidente de la institución Hans Gert Poettering, que ha ocupado su escaño 35 años.

En el mayoritario Partido Popular Europeo (PPE), destaca el adiós de veteranos como el líder de su grupo parlamentario, Joseph Daul, del propio Poettering, y de la luxemburguesa Astrid Lulling.

Daul, de 67 años y agricultor de profesión, ha sido hasta hace unas semanas el presidente del grupo PPE en la Eurocámara, donde llevaba 15 años.

El alsaciano ha sido objeto de titulares los últimos días por una entrevista concedida a la prensa en Estrasburgo en la destacaba el logro europeo de la libre circulación y recordaba que en su juventud tenía que traspasar la frontera alemana para ver películas porno imposibles de programar en Francia.

Poettering, que fue presidente del Parlamento Europeo (PE) entre 2007 y 2009, justo después del socialista español Josep Borrell, comenzó su andadura europarlamentaria al mismo tiempo que el sufragio universal europeo, en 1979.

El alemán relató que el momento más destacado de su presidencia fue la firma del Tratado de Lisboa (2007) y la conmemoración de los 50 años de existencia de la Unión Europea.

"Ahora que dejo el escaño me entregaré totalmente a la fundación Konrad-Adenauer-Stiftung, que presido, vinculada a la CDU alemana y que busca seguir perpetuando la democracia", señaló.

Otra parlamentaria sin la que la historia de la Eurocámara hubiera sido muy distinta es Astrid Lulling, de 84 años, y que ha pasado la mitad de su vida en el Parlamento Europeo (de 1965 a 1974 y de 1989 hasta este 2014).

Cuando esta luxemburguesa llegó al hemiciclo europeo, que entonces era una mera asamblea, solo había dos mujeres y la llamaban "miss Parlamento Europeo", dijo un viejo funcionario del PPE.

Activista por los derechos de la mujer, también ha hecho campaña toda su vida por la pervivencia de la lengua luxemburguesa, hasta el punto de protagonizar un videoblog para aprender esa lengua.

Al otro lado de la Eurocámara destaca el adiós de Daniel Cohn-Bendit, defensor acérrimo de la Europa federal durante los 20 años que ha pasado en la Eurocámara.

El que fuera apodado como "Dani el rojo" durante las revueltas parisinas de mayo del 68 se ha distinguido por su estilo directo y sin censura en los debates del PE, en los que llegó a decirle al primer ministro húngaro, Víktor Orbán, que iba "por el camino de (el fallecido presidente venezolano Hugo) Chávez" y a la ultra derechista francesa Marine Le Pen que "da vergüenza ajena".

Cohn-Bendit viajará este verano a Brasil para participar en varias retransmisiones de la cadena francesa Arte sobre el mundial de fútbol, su segunda pasión después de la construcción europea.

Y en las filas socialdemócratas (S&D) dice adiós Hannes Swoboda, líder de la formación en la Eurocámara aunque siempre a la sombra de Martin Schulz.

Miembro de la Eurocámara desde 1996, el político austríaco de 67 años ha destacado en sus trabajos en el PE, entre otras cosas, por ser el ponente de la adhesión de Croacia.

En los escaños liberales ya no repetirá la británica Sharon Bowles, cuyo rostro ha sido protagonista del trabajo parlamentario de los últimos años al haber ejercido de presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos.

También dirán adiós al hemiciclo veteranos eurodiputados entre los que destaca el vicepresidente socialista español Miguel Ángel Martínez Martínez, que ha pasado los últimos 22 años en el hemiciclo azul y ahora dedicara su tiempo a la Casa Europea de la Historia, contó el político castellanomanchego.

Tras dos legislaturas, en las que fue cabeza de lista del PP a las elecciones, se despide el todavía líder de la delegación española en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja.

El político de San Sebastián seguirá vinculado a Europa con la federación "One of us", en torno a la iniciativa ciudadana europea para restringir la investigación con células madre.

En las filas del PP también dejarán su escaño Carmen Fraga y Cristina Gutiérrez Cortines.

En el PSOE, y después de varias legislaturas en los hemiciclos de Bruselas y Estrasburgo, no volverá Antolín Sánchez Presedo, que ha sido ponente de la directiva de hipotecas, ni tampoco Alejandro Cercas, responsable de un informe crítico con la gestión de la troika por su negativo impacto social.

Etiquetas