Internacional
Suscríbete por 1€

La violencia se propaga por Ucrania tras una violenta jornada con 26 muertos

Disturbios en varias ciudades tras las protestas en Kiev, que se saldaron este martes con 25 muertos.

Dos heridos en los enfrentamientos con la Policía en Kiev
Disturbios en Kiev_2
AGENCIAS

Varias ciudades del oeste de Ucrania, bastión de la oposición nacionalista que se enfrenta estos días al presidente Víktor Yanukóvich, fueron escenario esta madrugada de una ola de asaltos y desórdenes públicos.

Los disturbios llegan tras el recrudecimiento de las protestas en Kiev, que se saldaron este martes con 26 muertos.

Según la prensa local, miles de manifestantes asaltaron esta madrugada un cuartel de las fuerzas de Interior en Lvov, considerada por muchos como cuna del "separatismo occidental" y el nacionalismo ucraniano.

Los activistas irrumpieron en el cuartel y lanzaron cocteles Molotov prendiendo fuego a varias instalaciones en la zona.

Sin embargo, la policía logró calmar a los asaltantes e impedir que éstos se hicieran con las armas de fuego almacenadas en la armería del cuartel.

El Comité del Maidán (como se conoce la protesta popular contra el presidente Víktor Yanukóvich) de la región de Lvov ha anunciado una movilización general de voluntarios para desplazarse a Kiev, donde los disturbios han cobrado fuerza y los heridos se cuentan por centenares.

Según los medios locales, la oposición ha hecho llamamientos similares en otras ciudades occidentales como Odessa, Rovno, Ivano-Frankivsk y Úzhgorod.

Probablemente por esta razón las autoridades de la capital ucraniana, que cerraron toda la red de metro, han restringido el acceso por carretera a la capital desde el oeste del país.

Asimismo, un tren de pasajeros procedente de Lvov con destino a Kiev fue detenido por agentes de seguridad sin que se informara oficialmente de los motivos.

Miles de manifestantes enfurecidos asaltaron y quemaron la pasada madrugada varias administraciones del Estado, incluso la sede regional de los servicios secretos de Ucrania, donde ocuparon los despachos y sacaron muebles a la calle para construir barricadas.

Tiraron documentos por la ventana, además de quemar un microbús y volcar coches policiales frente al edificio, según testimonios de varios periodistas de medios locales que presenciaron los hechos.

Los asaltantes también quemaron una imagen del presidente Víktor Yanukóvich con exclamaciones de alegría y aplausos.

En la ciudad de Ternópol, una masa enfurecida incendió una comisaría de policía, mientras que en la ciudad de Ivano-Frankivsk, los edificios de la Fiscalía y del Comité de Seguridad de Ucrania fueron ocupados por activistas opositores.

Etiquetas