Despliega el menú
Internacional

El Senado se personará como parte civil contra Berlusconi

En el comunicado difundido por el Senado, la decisión se justifica como "deber molar ineludible". 

Silvio Berlusconi
Berlusconi permanecerá en política aunque sea expulsado del Senado
EFE

El presidente del Senado italiano, Petro Grasso, ha decidido este miércoles que la Cámara Alta se persone como parte civil en el juicio contra el ex primer ministro Silvio Berlusconi por la compra de un senador al que supuestamente sobornó para provocar la caída del Gobierno de Romano Prodi en 2006, pese a la opinión contraria que ha manifestado una comisión del Senado tras una votación.

El Consejo de Presidencia del Senado, con diez votos a favor y ocho en contra, había emitido con anterioridad su opinión sobre que la Cámara Alta se personase como parte civil en el juicio contra Berlusconi por sobornar al senador Sergio de Gregorio, según ha informado el diario italiano 'La Repubblica'.

Sin embargo la última palabra la ha tenido Grasso, que finalmente ha anunciado que el Senado sí se personara como parte civil, una decisión que ha justificado mediante un comunicado en un "deber moral ineludible", relacionado con "la dignidad" que a su juicio deben adoptar las instituciones italianas.

Grasso también ha explicado que en su decisión ha pesado la representatividad de los distintos grupos políticos que han votado en el Consejo de Presidencia. Pese a ser minoría en el órgano, los ocho senadores que han votado a favor representan a un mayor número de votos, al pertenecer al Partido Democrático (PD), Movimiento 5 Estrellas (M5S) y Scelta Civica (Sel).

Por su parte, los diez componentes que han votado en contra y que han obtenido la mayoría pertenecen a formaciones de centroderecha, entre ellas Forza Italia (FI) --liderada por Berlusconi--, el Nuevo Centroderecha (NCD) del viceprimer ministro, Angelino Alfano, y la Liga Norte, histórica aliada de 'Il Cavaliere'.

Después de haber obtenido el 'no', Forza Italia ha mostrado su satisfacción y ha asegurado que Grasso no podría dejar de "tener en cuenta" la opinión emitida. El jefe de la formación en la Cámara de los Diputados, Renato Brunetta, ha instado a Grasso a no hacer caso de "una parte de la izquierda" que todavía "no se ha quitado la armadura del antiberlusconismo".

Sin embargo, varios senadores del Partido Democrático han emitido una carta conjunta en la que solicitaban al presidente del Senado que desoyese la votación y afrontase el "deber moral" del Senado de presentarse como parte perjudicada. En caso contrario, los senadores han advertido de que la decisión "tendría el efecto de alejar todavía más a los ciudadanos de las instituciones".

Etiquetas