Despliega el menú
Internacional

Kerry reconoce que Al Assad no está preparado para dimitir

Para el secretario de Estado norteamericano, Al Assad no tiene cabida en el futuro de Siria.

Kerry, junto a Catherine Aston, este jueves.
Kerry reconoce que Al Assad no está preparado para dimitir

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha reconocido este jueves que por el momento el presidente de Siria, Bashar al Assad, no está preparado para abandonar el poder, en unas declaraciones que han tenido lugar un día después del comienzo de la conferencia de paz Ginebra 2, que pretende poner fin al conflicto.

"Obviamente no está preparado en este preciso momento", ha afirmado Kerry en una entrevista en el marco del Foro Económico Mundial que se está celebrando en la ciudad suiza de Davos, en referencia a la posibilidad de que Al Assad abandone el poder para poner fin al conflicto en Siria.

En esta línea, Kerry ha insistido en que Al Assad no tiene cabida en el futuro de Siria, al ser "un hombre que ha cometido crímenes de guerra y que aún así de alguna manera quiere reclamar legitimidad para poder gobernar el país", ha criticado.

Sin embargo, el secretario de Estado ha afirmado que podría haber sitio en la nueva Siria para los funcionarios del Gobierno de Al Assad, que podrían formar parte de un Ejecutivo de transición siempre que "no tengan sangre en sus manos".

Kerry también ha asegurado que si finalmente se alcanza un acuerdo de paz en Siria tras la conferencia de Ginebra 2 --que por el momento no ha producido resultados alentadores--, numerosos países se han postulado como voluntarios para enviar fuerzas de paz "a la nueva Siria".

"No hay duda de que todos estamos preparados para ayudar a proporcionar protección a cualquiera de las minorías", ha asegurado el secretario de Estado, que sin embargo ha subrayado que no cree que "nadie considere que las tropas estadounidenses deberían estar sobre el terreno".

Por otro lado, Kerry ha hecho referencia al papel de Irán en la conferencia de paz de Ginebra 2, a la que fue inicialmente invitado por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon. Sin embargo, éste tuvo que retirar por la presión de la oposición siria, que se negó a asistir si lo hacían representantes iraníes.

"Lo que Irán necesitahacer es o bien demostrar que es algo más que palabras, que sus acciones están dispuestas a unirse a la comunidad internacional, o le será muy difícil formar parte de esto", ha asegurado Kerry.

Etiquetas