Despliega el menú
Internacional

Ucrania

Ashton subraya que Yanukovich tiene intención de firmar el acuerdo con la Unión Europea

La Alta Representante de Política Exterior de la UE cree que el pacto "ayudará a atraer inversiones" que el país necesita.

Los manifestantes luchan contra el frío en las barricadas levantadas en Kiev
Ashton subraya que Yanukovich tiene intención de firmar el acuerdo con la Unión Europea

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha subrayado este jueves que el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, le ha "dejado claro que tiene intención de firmar el acuerdo de asociación" con la UE, un pacto que se ha mostrado convencida de que "ayudará a atraer inversiones" que el país necesita.

"Yanukovich me ha dejado claro que tiene intención de firmar el acuerdo de asociación", ha asegurado la jefa de la diplomacia europea, en declaraciones a la presa a su llegada a la reunión de ministros de Desarrollo de la UE.

Ashton ha explicado que Yanukovich evocó "las cuestiones económicas a corto a plazo" a las que el país se enfrenta y que ha reconocido que son desafíos "reales".

La jefa de la diplomacia europea ha dejado claro que estas cuestiones "se pueden abordar a través del apoyo que viene no solo de las instituciones de la UE" y ha confiado en que "firmar el acuerdo de asociación también ayudara a atraer inversiones" pero ha insistido en que Ucrania necesita demostrar que tiene "un plan económico serio".

La alta representante se desplazó a Kiev este martes y miércoles para reunirse con las autoridades y la oposición, así como representantes de la sociedad civil, para intentar promover un diálogo entre las partes que permita una salida a la crisis política en el país.

El país lleva sumido en una grave crisis política desde que Yanukovich rechazó firmar el acuerdo con la UE por presiones de Rusia. Miles de ucranianos protestan desde hace semanas en las calles para pedir el acercamiento con la UE.

El comisario de Ampliación y Política de Vecindad Europea, Stefan Füle, se reunirá este jueves con el viceprimer ministro ucraniano, Sergei Arbuzov, en Bruselas para discutir "cuestiones relacionadas con la firma y la aplicación del acuerdo de asociación entre la UE y Ucrania".

Ucrania quiere 20.000 millones de euros en ayuda por parte de la Unión Europea a cambio de firmar un acuerdo de asociación y de libre comercio con el bloque europeo para ayudar al país a adaptarse de cara a una mayor integración con la UE y en compensación por la pérdida potencial de su mercado ruso, según ha manifestado este miércoles su primer ministro, Mikola Azarov, cuyo Ejecutivo suspendió la firma del acuerdo por presiones de Rusia.

"Esta cifra de 20.000 millones al año es solo otra cifra de los ucranianos. No vemos de donde sale esta cifra y la cifra debería ser discutida en la reunión que prepararán las delegaciones técnicas", han explicado fuentes europeas.

Füle dejó claro este martes en la Eurocámara en Estrasburgo que "las alegaciones sobre los costes de la modernización" exigidos a Ucrania en el marco del acuerdo no tienen "fundamento ni justificación, como las restricciones comerciales impuestas por Rusia" para intentar "socavar" las "nuevas oportunidades" para los ucranianos que ofrece el acuerdo con la UE.

No obstante, aseguró que la UE está lista para "ayudar" a Ucrania para promover su modernización, incluido "incrementando el préstamo del FMI con asistencia macrofinanciera" y "aumentando" su programa de asistencia financiera "para ayudar a implementar a Ucrania el acuerdo cuando se firme" y ha insistido en que cada país debe poder escoger su destino.

La UE ha prometido a Ucrania un préstamo de asistencia macrofinanciera de 610 millones de euros, aunque lo ha condicionado a que el país cierre un programa de reformas con el Fondo Monetario Internacional a cambio de un préstamo.

Si Ucrania firma el acuerdo finalmente, que ahorraría a las empresas ucranianas unos 500 millones de euros anuales en aranceles, la UE calcula "actualmente" que Ucrania podría recibir una ayuda bilateral anual de 120 millones de euros, otros 40-50 millones al año en función de avances en las reformas democráticas y una ayuda adicional anual de unos 20 millones de otro instrumento para facilitar las inversiones en los países vecinos.

Etiquetas