Despliega el menú
Internacional

Italia

Centenares de manifestantes protestan por la celebración del funeral del excapitán de las SS

Erich Priebke falleció el 11 de octubre en Roma a los cien años. El funeral fue oficiado por la iglesia lefebvriana.

Incidentes con el féretro
El funeral de Priebke se suspende por incidentes con ultraderechistas
AFP

Centenares de manifestantes han protestado a las puertas de la iglesia en la que se ha celebrado el funeral del excapitán de las SS alemanas Erich Priebke, fallecido el 11 de octubre en Roma a los cien años, que ha sido oficiado por la iglesia lefebvriana. 

El funeral, que ha sido privado y en latín, ha podido celebrarse después de que el gobernador de la provincia de Roma, Giuseppe Pecoraro, haya revocado la orden del alcalde de Albano Laziale, Nicola Marina, que prohibió el paso de cualquier cuerpo en el territorio.

Los manifestantes han tratado de impedir la llegada del coche fúnebre, al que han dado patadas y puñetazos, además de gritar consignas como "Priekbe verdugo" y "vergüenza del Estado italiano". Muchos jóvenes han mostrado carteles entre los que se leía "Prometimos no olvidar. Hay 335 motivos apolíticos para indignarse", en referencia a la Masacre de las fosas Ardeatinas de 1944, en la que murieron 335 personas.

La Policía ha establecido un cordón de seguridad a las afueras de la iglesia, aunque se han producido varios enfrentamientos entre los manifestantes y un grupo de una veintena de jóvenes neonazis que han ocultado sus rostros con capuchas, bufandas y cascos.

Al funeral han acudido varios miembros de extrema derecha, entre los que se encontraba el líder del Movimiento Político, Maurizio Boccarci. "Riccardo pacífico estará siempre en nuestro corazón", ha afirmado Boccarci.

La Asociación Nacional de Partisanos de Italia (ANPI) ha asegurado que no han sido informados de la celebración del funeral. "Ni el ANPI ni el alcalde de Albano han sido avisados del funeral del criminal nazi en la ciudad. Es una decisión inaceptable que los ciudadanos y las instituciones democráticas tengan que sufrir esta afrenta", ha afirmado la asociación mediante un comunicado, en el que ha asegurado que se ha puesto en peligro la seguridad pública por la llegada de neonazis a la localidad.

Los religiosos lefrebvianos, por su parte, han defendido la celebración del funeral al ser un acto "que no se niega a ningún cristiano". "Los funerales y la bendición del cuerpo son privados", han criticado. En cuanto a dónde será enterrado el excapitán de las SS, su abogado ha afirmado que no se ha decidido nada y que "están abiertos" a todas las posibilidades.

Etiquetas