Despliega el menú
Internacional

Alemania

Merkel deja abierta la puerta a una alianza con los Verdes

La canciller sigue buscando socio de gobierno. La CDU/CSU y el SPD quedaron emplazados una reunión el lunes próximo, mientras que con los Verdes la cita tendrá lugar un día después.

La canciller alemana se reunió con el partido de los Verdes
Merkel deja abierta la puerta a una alianza con los Verdes
EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, dejó abierta la puerta a una alianza con los Verdes, tras una ronda exploratoria entre dos formaciones dispares pero que potencialmente podrían convertirse en socios en un constelación inédita para un gobierno federal en Alemania.

Tres horas de "tanteo" entre los 14 miembros de la delegación de la Unión Cristianodemócrata y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CDU/CSU), por siete de los Verdes, dieron un único resultado visible: la convocatoria a una segunda ronda, la próxima semana.

En la reunión no se entró en "contenidos", afirmó la co-presidenta de los Verdes, Claudia Roth, mientras su compañero de tándem al frente de la formación, Cem Özdemir, insistía en que la reunión se había desarrollado con ánimo "constructivo".

En términos similares se pronunciaron los secretarios generales de la CDU -Hermann Gröhe- y de la CSU -Alexander Dobrindt-, ambos insistiendo en la palabra "cordialidad".

"El camino hacia los Verdes parece algo más largo que hacia los socialdemócratas", admitió Dobrindt, cuya formación hizo gala de clara hostilidad hacia la formación ecologista en la campaña para las elecciones generales del 22 de septiembre.

Los comicios dieron una clara victoria a Merkel, que obtuvo el mejor resultado en décadas para la CDU/CSU -un 41,5 %-, pero dejaron sin escaños a sus socios liberales, lo que aboca a la canciller a buscar otro aliado en un país sin tradición de gobiernos en minoría.

Merkel parece decidida a demostrar que todo está abierto y repitió este jueves la escenografía desplegada una semana atrás en la ronda con el Partido Socialdemócrata (SPD), la formación con la que gobernó en gran coalición en su primer mandato (2005/2009).

También entonces comparecieron ante los medios Gröhe y Dobrindt para hablar de cordialidad, mientras su homóloga del SPD, Andrea Nahles, apuntaba -como los Verdes- que no se entró en contenidos.

La CDU/CSU y el SPD quedaron emplazados para una segunda ronda -el lunes próximo-, mientras que con los Verdes esta nueva cita tendrá lugar un día después.

De esas reuniones surgirá previsiblemente una decisión a favor del SPD o los Verdes, ya que también de forma coincidente se ha insistido que no habránegociaciones formales en paralelo.

La escenografía entre ambas rondas de tanteo fue casi idéntica y ambas se celebraron en el territorio neutral que es la Sociedad Parlamentaria Alemana, frente al Reichstag o sede de la cámara baja.

Sin embargo, la situación de los aliados potenciales es dispar. El SPD saliócabizbajo de las generales -se quedó en un 25,7 %-, pero su cúpula se mantiene intacta, salvo la retirada de quien fue su candidato a la cancillería, Peer Steinbrück.

Los Verdes quedaron muy por debajo de sus expectativas -un 8,4 %-, por detrás de La Izquierda -un 8,6 %-, y su cúpula ha quedado desgajada, a la espera del congreso para su renovación, la próxima semana.

Roth no va a estar en la nueva cúpula, porque ha renunciado a buscar la reelección, lo mismo que varios de sus cargos, incluido Jürgen Trittin, cabeza de lista en las elecciones.

Se parte de la base de que las afinidades programáticas de la CDU/CSU con el SPD son mayores que con los Verdes, aunque no está claro tampoco que llegue a reeditarse una gran coalición, puesto que la decisión deberá ser sometida a las bases socialdemócratas.

La experiencia de la alianza en el primer mandato de Merkel costó al SPD una fuerte sangría de electorado y una pérdida de más de diez puntos en las generales de 2009, donde cayó a un récord histórico a la baja -un 23 %- del que no se ha repuesto.

No se descarta un rechazo a volver a ser socio de la CDU/CSU por parte de la militancia socialdemócrata -470.000 afiliados-, a la que la cúpula del partido se propone consultar una eventual coalición.

Tanto Merkel como el líder de la CSU, Horst Seehofer, acudieron a la reunión con los ecopacifistas afirmando que la tomaban en serio y que no era una mera estrategia para "convencer" a los socialdemócratas de que tienen una alternativa, por arriesgada e inexplorada que ésta sea.

Etiquetas