Despliega el menú
Internacional

Siria

Al Assad bombardea posiciones rebeldes cerca de un arsenal químico al noroeste del país

La UE enviará diez blindados más para garantizar el cumplimiento de la destrucción del arsenal químico del régimen.

Bashar Al Asad, junto al viceministro de exteriores ruso, Serguéi Riabkov.
Al Asad advierte que destruir el arsenal químico llevará un año
EFE

Aviones de combate del Ejército sirio han bombardeado este viernes posiciones rebeldes desplegadas a las afueras de la ciudad de Al Safira (noroeste), cerca de una de las principales instalaciones de armas químicas del país, según informaron activistas. Además, ha habido al menos 70 muertos en distritos de Damasco ocupados por el régimen.

Los bombardeos se han producido después de una noche de enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad, en la propia ciudad, que se encuentra a pocos kilómetros de las instalaciones.

De momento, las instalaciones de Al Safira permanecen bajo control militar, pero el Ejército está intentando consolidar su dominio sobre el arsenal con una operación para recuperar la ciudad que está en poder de los rebeldes.

Si el Ejército no consigue retomar Al Safira en su totalidad, fracasará cualquier intento de los expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW) para neutralizar las armas químicas del régimen en virtud del acuerdo alcanzado por Rusia y EEUU, y refrendado por la ONU en la resolución vinculante del pasado 28 de septiembre.

"Ahora mismo sería imposible (visitar el centro) entre los enfrentamientos y los ataques aéreos", indicó el portavoz de la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdulrahman. Según el Observatorio (que cuenta con una red de informadores en el interior del país), existe presencia de milicianos del Frente Nusra y del Estado Islámico de Irak, afines a la red terrorista Al Qaeda, entre las filas rebeldes.

Al menos 70 muertos en distritos de Damasco ocupados por el régimen

Al menos 70 personas han muerto en dos distritos del sur de Damasco que fueron ocupados este viernes por el Ejército y las milicias chiíes leales al régimen del presidente Bashar al Assad, según han informado fuentes opositoras. Los milicianos, entre los que figuraban combatientes iraquíes y miembros del movimiento libanés Hezbolá, han peinado los suburbios de Al Thiabiya y Husseiniya (un campamento de refugiados palestinos) con el apoyo de los carros de combate sirios, después de hacerse con el control de la zona, según las mismas fuentes. La captura de los dos distritos, localizados entre las dos principales autopistas que conducen a Jordania, permitirá a las fuerzas de Al Assad consolidar importantes vías de suministro e incrementar la presión sobre las brigadas rebeldes que, desde hace meses, asedian las zonas próximas al centro de Damasco. Ambos suburbios se encuentran, además, cerca del distrito de Sayida Zainab, que alberga una mezquita chií y que tanto las milicias libanesas de Hezbolá como otros combatientes chiíes de Irak han utilizado como base para desplegarse por el sur de Damasco. Al Assad pertenece a la secta alauí, derivada del chiísmo.

Un activista de nombre Rami al Sayyed ha asegurado desde el sur de Damasco que 20 de los 70 fallecidos eran combatientes rebeldes que fueron alcanzados por disparos de francotiradores cuando intentan escapar de Al Thiabiya a través de los cultivos. Aparte, un comandante rebelde ha informado de la muerte de 45 milicianos chiíes a lo largo de las últimas 24 horas.

HRW denuncia el asesinato de unos 190 civiles 

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado a través de un informe publicado este viernes el asesinato de al menos 190 civiles a manos de varios grupos opositores sirios, algunos de ellos vinculados con la organización terrorista Al Qaeda, durante una ofensiva militar en la provincia de Latakia en el mes de agosto.

HRW ha indicado que al menos 67 personas fueron ejecutadas, al tiempo que ha subrayado que otras 200 personas, en su mayoría mujeres y niños, fueron secuestrados. Asimismo, ha hecho responsable de los sucesos a cinco grupos rebeldes concretos: Ahrar al Sham, el Estado Islámico de Irak y el Levante, el Frente al Nusra, Jaish al Muhajirin wal Ansar y Suquor al Izz.

La organización ha indicado que se trató de "una operación coordinada y planificada contra la población civil de localidades alauíes", rama del Islam chií a la que pertenece el presidente sirio, Bashar al Assad. "Estos abusos no fueron acciones de combatientes solitarios", ha sostenido el director interino para Oriente Próximo de HRW, Joe Stork.

Asimismo, ha solicitado al Consejo de Seguridad que envíe inmediatamente la situación en Siria ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) para que investigue las denuncias por crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad en el marco del conflicto. En este sentido, ha valorado que los sucesos que acaecieron principalmente el 4 de agosto en estas localidades equivalen a dichos crímenes.

"Las víctimas de crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad en Siria han esperado demasiado tiempo para que el Consejo de Seguridad envíe un mensaje claro de que los responsables de estos horribles abusos serán juzgados", ha dicho Stork. Por último, HRW ha pedido al organismo que imponga un embargo de armas a los grupos de ambas partes contra los que haya pruebas sobre su responsabilidad en dichos crímenes.

La UE destinará dos millones para diez blindados

La Unión Europea ha anunciado este viernes que destinará dos millones de euros para el suministro de diez nuevos vehículos blindados a la misión que llevan a cabo en Siria los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), que ha sido galardonada con el Premio Nobel de la Paz.

La OPCW, con sede en La Haya y que cuenta con el respaldo de la ONU, está actualmente implicada en el proceso de inventario y desmantelamiento del arsenal químico sirio, en cumplimiento de un acuerdo entre Estados Unidos y Rusia para la total destrucción de estas armas de aquí a mediados de 2014.

La UE ha respondido a la petición hecha por la OPCW en octubre de 2013 para suministrar diez nuevos vehículos blindados y mapas detallados para la misión en Siria y está considerando "más asistencia" en función de "las necesidades" sobre el terreno, según ha informado la Comisión Europea.

Michael Mann, el portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha precisado que la UE ha firmado este mismo viernes el contrato para la entrega de los diez nuevos vehículos, valorado en unos dos millones de euros. Ocho de ellos llegarán "la semana que viene a Beirut" y de ahí se trasladarán a Siria y los otros dos llegarán "poco después", ha precisado en rueda de prensa este viernes.

Los nuevos vehículos blindados se suman a los 25 suministrados ya este año para apoyar el despliegue inicial de la misión, a los que la UE destinó cinco millones de euros, ha explicado el portavoz.

La oposición denuncia falsas acusaciones contra niños

La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS) ha denunciado que el Gobierno de Bashar al Assad ha lanzado acusado falsas a través de los medios de comunicación oficiales contra niños sobre la comisión de graves crímenes.

"El régimen de Al Assad ha acusado deliberada e inhumanamente a menores de cometer crímenes de honor, entre otros graves crímenes, e incluso ha forzado a que confesaran", ha dicho en un comunicado difundido por la red social Facebook.

Según afirma, "durante los últimos meses, los medios de comunicación 'assadistas', especialmente las televisiones, se han dedicado a difundir numerosos testimonios de menores admitiendo que han cometido crímenes improbables

Etiquetas