Despliega el menú
Internacional

Israel-Palestina

Ban Ki-moon respalda los esfuerzos y pide "paciencia" a israelíes y palestinos

El secretario general de la ONU también pidió el compromiso de las partes para alcanzar el objetivo de la paz y aseguró que cuentan con el apoyo de toda la comunidad internacional.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió este jueves "tolerancia" y "paciencia" a israelíes y palestinos en el proceso negociador que han iniciado esta semana, al que ofreció el total apoyo de Naciones Unidas.

"Pido (a israelíes y palestinos) ser tolerantes y pacientes y hacer todos los esfuerzos para que las negociaciones acaben con éxito", dijo el secretario general en una conferencia de prensa en Ramala con el líder palestino, Mahmud Abás.

En una visita destinada a extender el apoyo de la ONU a las negociaciones, Ban también pidió el compromiso de las partes para alcanzar el objetivo de la paz y aseguró que cuentan con el apoyo de toda la comunidad internacional en la búsqueda de la "solución de dos estados basada en la Iniciativa Árabe".

Este plan, concebido por primera vez en la cumbre de la Liga Árabe de Beirut en 2002 y alentado después por Arabia Saudí, ofrece a Israel la aceptación del mundo árabe a cambio de que se retire de los territorios que ocupó en la Guerra de los Seis Días de 1967 y permita la creación de un Estado palestino.

Israel nunca dio conformidad a esta oferta por discrepancias sobre su formulación, que dejan abiertas algunas de las cuestiones del conflicto más trascendentales para el Estado israelí.

Ban también criticó este jueves la expansión de colonias por parte de Israel una política que, dijo, "reduce las posibilidades de alcanzar la paz" y "hará imposible la solución de dos estados".

Por su parte, Abás hizo hincapié en las "buenas intenciones" de los palestinos en las actuales negociaciones, agradeció a la ONU los esfuerzos de su agencia para los refugiados palestinos, UNRWA, por aliviar su sufrimiento, y recordó su intención de seguir luchandopor la liberación de los presos en las cárceles israelíes.

Israel dejó el miércoles en libertad a un grupo de 26 presos anteriores a los acuerdos de Oslo de 1993 como gesto de buena voluntad, y según avancen las conversaciones deberá indultar a otros 77, aunque en sus prisiones quedan cerca de 5.000 detenidos después de ese año.

El secretario general de la ONU, que estuvo reunido con Abás durante más de una hora, llegó este jueves a Ramala procedente de Jordania para una visita de unas 30 horas con la que quiere respaldar los esfuerzos mediadores de EEUU entre israelíes y palestinos, que este jueves iban a seguir los contactos directos iniciados el miércoles.

Por orden expresa de Washington de no difundir información, ninguna de las partes ha confirmado que este jueves se hayan reunido sus negociadores.

El miércoles la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, adelantó que no informaría de cuándo ni dónde se celebran los contactos.

La reunión del miércoles, que duró unas cinco horas, tuvo lugar en una oficina privada en Jerusalén, y no en uno de los hoteles de la ciudad como al parecer estaba previsto.

En ella no participó el mediador estadounidense Martin Indyk, que aunque se encuentra en la zona dejó solos a los negociadores israelíes Tzipi Livni e Itzjak Moljo y palestinos Saeb Erekat y Mohamed Shtaye.

Un breve vídeo de diez segundos difundido por la oficina de prensa del Gobierno israelí es el único testimonio de unas conversaciones que, a diferencia de otras en el pasado, se celebran en la más absoluta discreción.

Ban se entrevistará mañana, viernes, con el presidente de Israel, Simón Peres, para hablar de las negociaciones y de "otros asuntos en la región, entre ellos la situación en Siria y la amenaza nuclear de Irán", según un comunicado de la oficina presidencial israelí.

Más tarde el secretario general tiene programadas una serie de reuniones con Livni, el titular de Defensa israelí, Moshe Yaalón, y la jefa de la oposición, la laborista Shely Yajimovich.

Luego depositará una corona de flores sobre la tumba de Isaac Rabin, el primer ministro que firmó los Acuerdos de Oslo en 1993 y que fue asesinado por un ultranacionalista israelí dos años después.

Por último, se reunirá con el jefe de Gobierno, Benjamín Netanyahu, y con personal de Naciones Unidas y estudiantes, antes de cenar con Indyk y con el embajador de EEUU, Dan Shapiro.

Pasada la medianoche, partirá desde el aeropuerto Ben Gurión, cerca de Tel Aviv. 

Etiquetas