Internacional
Suscríbete por 1€

Tensas relaciones

Gibraltar denuncia ante la CE que España provoca largas colas en la frontera

La queja se produce después de que el Gobierno español denunciara, ante la fiscalía de Medio Ambiente, el vertido "incontrolado" de bloques de hormigón en las aguas que rodean la colonia británica.

El Gobierno de Gibraltar ha enviado a la Comisión Europea un informe sobre las colas que se han venido produciendo en la frontera con España en los últimos días, una situación de la que culpa a las autoridades españolas.

En un comunicado, el primer ministro adjunto gibraltareño, Joseph García, ha indicado que envió una carta de queja a la Comisión explicando que, aunque España tiene el derecho de verificar las personas y los bienes que cruzan la frontera, estos controles "no deben interferir con el derecho a la libertad de movimiento de los ciudadanos de la UE".

La queja por las colas se produce después de que el Gobierno español denunciara el pasado martes, ante la fiscalía de Medio Ambiente, el vertido "incontrolado" de bloques de hormigón en las aguas que rodean la colonia británica.

El lanzamiento de los bloques, defendido por las autoridades gibraltareñas como un intento por crear un "arrecife artificial" que proteja los fondos marinos, incumple las normas medioambientales, imposibilita el desarrollo de la actividad marisquera tradicional en la zona y dificulta la pesca de cerco, según la denuncia española, promovida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Las retenciones de vehículos en la frontera, derivadas de la intensificación de los controles que realiza la Guardia Civil, comenzaron un día después del lanzamiento de los bloques y, según la queja de Gibraltar, con ellas se ha impedido la entrada en la colonia de camiones cargados con piezas de cemento.

La controversia ha incluido una conversación telefónica entre el ministro de Exteriores británico, William Hague, y el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

En esta conversación, según fuentes españolas, Margallo expresó a Hague que España "está por el diálogo y el respeto a su legislación y la de la UE, pero no por la utilización de la vía de los hechos consumados" y añadió que se seguirán haciendo los controles reforzados en la frontera "cuando se considere necesario".

En su misiva de denuncia ante la comisión europea, el primer ministro adjunto gibraltareño lamenta que la libre circulación en la frontera "se vea constantemente amenazada debido a la manera en que España aplica su controles en las fronteras" y critica la "decisión de Madrid de causar problemas a Gibraltar".

Etiquetas