Internacional
Suscríbete

Caso Snowden

Bolivia se prepara para arropar a Morales en su regreso al país

Los mandatarios sudamericanos han mostrado su rechazo al trato dado al presidente por los países europeos.

Evo Morales durante su estancia en el aeropuerto de Viena
Evo Morales califica lo sucedido como "una agresión a América Latina"
AFP/PATRICK DOMINGO

El gobierno de Bolivia organiza este miércoles una multitudinaria bienvenida al presidente, Evo Morales, tras el incidente sufrido el martes con su avión en Europa y, a la vez, prepara una reunión de respaldo para mañana a la que está previsto que asistan mandatarios de la región.

El Ejecutivo boliviano en pleno y los movimientos sociales, en particular los indígenas, subirán esta noche al aeropuerto de la ciudad de El Alto para recibir al gobernante.

El avión, que retornaba el martes de Rusia a Bolivia, no pudo sobrevolar o aterrizar en algunos países europeos por la sospecha de que a bordo iba el exanalista de la CIA Edward Snowden, reclamado por Estados Unidos por revelar operaciones de espionaje de su país.

Morales estuvo casi 14 horas en Viena porque, según denunció, Francia, Italia, España y Portugal impidieron que usase su espacio aéreo y territorio en su retorno a Bolivia.

Sin embargo, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que no ha habido "ninguna prohibición" para que el avión de Morales sobrevolara el espacio aéreo español y aseguró que España ha intentado "allanar el camino" para que pudiese hacer una escala en Las Palmas (Islas Canarias).

De hecho, Morales procedente de Viena repostó este miércoles combustible en Las Palmas, de donde partió hacia la ciudad brasileña de Fortaleza, última escala antes de que aterrice en La Paz en las próximas horas.

Morales y sus ministros en La Paz, que guardaron vigilia durante la pasada noche, han insistido en que lo sucedido fue un "secuestro" con la intención de amedrentarle por su lucha contra "el imperialismo" de Estados Unidos, al que acusó de haber presionado a las naciones europeas para bloquear su vuelo.

Una de las reacciones de condena la protagonizó el grupo indígena llamado "Ponchos Rojos", aimaras como Morales, que hoy quemó las banderas de la Unión Europea y de Francia a las puertas de la sede de la embajada francesa, que además fue apedreada y bloqueada con piedras.

Los embajadores de Francia, Michel Pinard, y de Italia, Luigi De Chiara, y el cónsul de Portugal serán convocados a la Cancillería boliviana para dar explicaciones por lo sucedido con la aeronave.

Los diputados del partido de Morales pidieron a la Cancillería del país declarar persona non grata a los embajadores de España, Italia y Francia, además del cónsul de Portugal.

"Cuando se está solicitando a la Cancillería que declare persona non grata, eso significa, según trámites administrativos, la expulsión", añadió el diputado oficialista Galo Bonifaz.

Además, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, señaló que "varios presidentes de América Latina se están autoconvocando para reunirse el jueves en la ciudad de Cochabamba", en el centro del país.

Según García Linera, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, le llamó por teléfono para comentarle esta iniciativa que surgió "de voluntad propia" de los gobernantes.

"(Existe) la posibilidad de que esté la presidenta Cristina (Fernández, de Argentina), tal vez el presidente de Venezuela (Nicolás Maduro), también estará el presidente de Uruguay (José Mujica), veremos si otros presidentes se hacen presentes", agregó.

Desde Quito, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, afirmó que cinco presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) "están dispuestos" a acudir a Bolivia para respaldar a Morales.

Las declaraciones de apoyo a Morales desde los países e instituciones latinoamericanos se han sucedido durante esta jornada.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró que los países que impidieron que el avión de Morales sobrevolase sus territorios, pusieron "en riesgo" su vida y deben dar explicaciones.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, expresó su "indignación y repudio" a la "coacción impuesta" por "algunos países europeos" a Morales, su colega argentina tildó de "humillación al continente suramericano" lo ocurrido, entre otras reacciones.

También los gobiernos de Chile, Argentina y Uruguay, entre otros, han manifestado su respaldo a Morales y su rechazo a lo sucedido, mientras que otros como Venezuela, Ecuador y Nicaragua ya lo hicieron anoche.

Pese a ser señalado directamente por Bolivia, Estados Unidos dijo que la prohibición para que Morales sobrevolara sobre el espacio aéreo de Francia y Portugal fue una decisión de esos países.

"Las decisiones (de bloquear el paso de Morales) fueron tomadas por países individuales, y deberían preguntar a ellos por qué toman esas decisiones", afirmó hoy Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado en su rueda de prensa diaria.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, telefoneó al canciller boliviano, David Choquehuanca, para comunicarle que Francia lamenta la situación y para explicarle cómo ocurrió el incidente que obligó a desviar la ruta del avión.

Según Fabius, "la autorización del vuelo había sido confirmada una vez que las autoridades francesas fueron informadas de que la aeronave en cuestión era la del presidente Morales". 

Etiquetas