Despliega el menú
Internacional

Siria

Más de 100.000 personas han muerto desde el comienzo del conflicto sirio

El balance incluye más de 36.000 civiles (casi 8.500 niños y mujeres), 16.000 rebeldes y más de 40.000 soldados y paramilitares del régimen.

Un refugiado sirio carga con provisiones en un campo de refugiados de Zattari
Más de 100.000 personas han muerto desde el comienzo del conflicto sirio
EFE

Más de 100.000 personas han muerto en Siria desde el comienzo del conflicto en marzo de 2011, según ha informado este miércoles el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dos semanas después de que la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos estableciera un nuevo balance "de mínimos" de cerca de 93.000 muertos. 

Desde el 18 de marzo de 2011, cuando se produjo la primera víctima mortal en Deraa (sur), hasta el pasado 24 de junio, el Observatorio ha registrado la muerte de 100.191 personas.

El balance de la organización -con sede en Londres pero con una amplia red de informantes en Siria- incluye 36.661 civiles (5.144 niños y 3.330 mujeres mayores de 18 años), 13.539 combatientes rebeldes, 2.518 rebeldes no identificados, en su mayoría aparentemente extranjeros, y 2.015 soldados y oficiales desertores del Ejército.

Entre las filas del régimen de Bashar al Assad, el Observatorio ha documentado la muerte de 25.407 soldados regulares, 17.311 paramilitares de los Comités de Defensa Popular, las Fuerzas Nacionales de Defensa y los 'Shabiha', entre otros grupos paramilitares, y 169 combatientes del partido-milicia libanés Hezbolá.

Aparte, la organización ha documentado 2.571 víctimas mortales no identificadas a través de fotografías e imágenes de vídeo. El balance no incluye a los más de 10.000 detenidos y desaparecidos en las prisiones del régimen ni a los más de 2.500 soldados regulares y paramilitares capturados por los rebeldes.

Asimismo, ha advertido de que el balance de muertos entre las fuerzas del Ejército y los grupos rebeldes podría ser incluso el doble del registrado, ya que ambas partes suelen ser muy opacas a la hora de informar de sus caídos en combate.

Cifras de la ONU

El pasado 13 de junio, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, informó de que, desde el comienzo del conflicto, ya se habían documentado casi 93.000 muertos, aunque advirtió de que se trataba de una cifra "de mínimos" y que la cantidad real podía ser "mucho mayor". 

Los datos recogidos por una serie de analistas en nombre de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU (OHCHR) han permitido reunir 92.901 casos documentados de personas que han fallecido a causa del conflicto en Siria entre marzo de 2011 y finales de abril de 2013.

La cifra anterior de la ONU, correspondiente a mediados de mayo, era de más de 80.000 muertos y la anterior a aquella, del 30 de noviembre de 2012, documentaba alrededor de 60.000. El nuevo estudio ha sido elaborado mediante la combinación de una serie de listas procedentes de ocho fuentes diferentes, entre ellas el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Las ocho fuentes documentaban un total 263.055 muertos. Los autores del nuevo informe han apartado de la lista cualquier homicidio que no reuniera al menos tres elementos, concretamente la identidad del fallecido y el momento y lugar de su muerte. Con ese procedimiento, y comparando unas listas con las otras para evitar duplicidades, el resultado ha sido, a fecha del pasado 30 de abril, de 92.901 muertos.

Con todo, ha advertido la OHCHR, la cifra definitiva "probablemente subestima la cantidad real de muertos", dado que 37.988 casos fueron apartados del recuento final por contener una información insuficiente, a lo cual se une la posibilidad de que "un número importante de homicidios no hayan sido registrados por ninguna de las ocho fuentes"

Las provincias más castigadas por el conflicto, según estos datos, son el entorno rural de Damasco (17.800 muertos), Homs (16.400), Alepo (11.900) e Idlib (10.300), seguidas de Deraa (8.600), Hama (8.100), la propia capital, Damasco (6.400), y Deir a-Zor (5.700).

El estudio de la ONU no diferencia de forma adecuada entre combatientes y no combatientes y en tres cuartas partes de los casos documentados no consta la edad. Con estas limitaciones, se ha comprobado que el 82,6 por ciento de las víctimas identificadas eran hombres, el 7,6 por ciento mujeres y en un 9,8 por ciento de casos no se indicaba el género. Asimismo, "se ha documentado el homicidio de al menos 6.561 menores de edad, incluidos al menos 1.729 niños menores de diez años", según Pillay.

Etiquetas