Despliega el menú
Internacional

Protestas

Brasil sufre una nueva jornada de protestas

Las manifestaciones han sido pacíficas, en contraste con los violentos enfrentamiento registrados en días anteriores.

Las autoridades blindan las calles para evitar enfrentamientos
Brasil
PETER POWELL/EFE

Miles de personas se concentraron el lunes de nuevo en algunas ciudades de Brasil para protestar por el alza del precio del transporte público, después de que manifestaciones anteriores acabaran en confrontaciones con la policía.

En Belo Horizonte, una gran masa de manifestantes bloqueó algunas vías del centro de la ciudad y se dirigió al Mineirão, que acogía el partido de la Copa Confederaciones entre Nigeria y Tahití.

Algunos de los manifestantes protestaban también por el gasto de Brasil en la organización de ese torneo, que reúne a ocho selecciones.

La manifestación, pacífica, fue seguida a distancia por la policía. Al mismo tiempo, algunos cientos de profesores hicieron una caminata para pedir más inversión en educación, en lugar de en fútbol.

Mientras, en Sao Paulo y Río de Janeiro miles de personas marcharon con pancartas sin que hubiera ningún enfrentamiento, mientras que en Brasilia la protesta ocupó la vía principal donde se ubican los ministerios y se dirigió al Congreso.

El Secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, Fernando Griela, dijo hoy en una rueda de prensa que la policía no usaría balas de goma contra los manifestantes, tras los incidentes del pasado jueves en esa ciudad, cuando decenas de personas resultaron heridas, entre ellas varios periodistas.

"Creemos que el acto será pacífico y que no será necesaria la tropa de choque" de la policía militar, aseveró Grella.

Los organizadores informaron de que se habían convocado actos en una veintena de ciudades en el país.

Las manifestaciones comenzaron hace una semana incitadas por el Movimiento Pase Libre, que a través de las redes sociales ha recibido apoyo de decenas de ciudades y también de brasileños que residen en otros países.

Durante este fin de semana, las protestas por los aumentos de las tarifas del transporte se han replicado frente a algunos de los estadios en los que se juega la Copa Confederaciones de fútbol, que comenzó este sábado en Brasilia.

En esos casos, las manifestaciones eran contra el elevado gasto público en el torneo organizado por la FIFA, pero el grupo "¿Copa para quien?", que las ha convocado, también expresó su solidaridad y apoyo al reclamo por el precio y la calidad del transporte público.

Hubo manifestaciones en los alrededores del estadio de Brasilia este sábado y el domingo cerca del mítico Maracaná, de Río de Janeiro, donde cientos de personas chocaron con la policía y fueron reprimidas con gases lacrimógenos y balas de goma.  

Etiquetas