Despliega el menú
Internacional

EE. UU. apoyará militarmente a los rebeldes

La UE y la OTAN piden a la ONU que investigue el uso de armas químicas por el régimen sirio

El Reino Unido también aseguró que tiene pruebas del uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad y apoya la postura estadounidense.

La OTAN y la Unión Europea (UE) pidieron que la ONU investigue el supuesto uso de armas químicas por el régimen sirio, después de que Estados Unidos anunciara que va a proporcionar ayuda militar a los rebeldes tras confirmar que Damasco utilizó ese armamento.

El Reino Unido también aseguró que tiene pruebas del uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad y apoya la postura estadounidense.

En una declaración divulgada este viernes, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, señaló que ha presentado a la ONU pruebas sobre el uso de esas armas, entre ellas gas sarín, y pidió una respuesta coordinada de la comunidad internacional.

Sin embargo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló en respuesta al anuncio estadounidense que "armar a cualquiera de las partes en Siria no ayuda" y recordó que ha señalado "de forma consistente que no hay una solución militar, el conflicto en Siria solo se resolverá a través de una solución política".

También destacó que mientras no se pueda realizar una investigación "independiente" sobre el posible uso de armas químicas no se podrá confirmar de manera fehaciente que se han usado.

Para el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, "es un asunto de gran preocupación. La comunidad internacional ya ha dejado claro que cualquier uso de armas químicas es totalmente inaceptable y un claro quebrantamiento de la ley internacional".

Dio "la bienvenida a la clara declaración de Estados Unidos" y subrayó que "es urgente que el régimen sirio garantice acceso a las Naciones Unidas para que investiguen todos los informes sobre el uso de armas químicas".

En la misma línea, la UE, que insistió en que la negociación es la única solución posible al conflicto, pidió el despliegue de una misión de la ONU en Siria para investigar sobre el terreno el supuesto uso de esas armas por el régimen de Bachar al Asad.

Francia anunció que tomará "en el momento preciso" la decisión de aportar armas a la oposición siria, cuestión que será abordada "dentro de tres días" durante la cumbre de los países del G8 que tendrá lugar en Irlanda del norte, afirmó hoy un portavoz diplomático francés.

París considera que el anuncio de Estados Unidos de que ayudará militarmente a la oposición "no cambia" el panorama ya que considera que se tratará de "un aporte no letal".

Sin embargo, Rusia, uno de los principales aliados de Damasco, no consideró convincente la información que le ofreció Estados Unidos al respecto.

"Quiero confirmar el encuentro de nuestros representantes con los estadounidenses en el que los norteamericanos intentaron presentarnos información sobre el uso de armas químicas por el régimen (de Asad), pero ya digo que lo presentado no nos parece convincente", subrayó Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso, Vladímir Putin.

El régimen sirio acusó a EEUU de recurrir a "métodos banales" para justificar su decisión de armar a los rebeldes.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores afirmó, en un comunicado difundido por la agencia oficial Sana, que el presidente estadounidense, Barack Obama, "ejerce un doble rasero en su trato hacia el terrorismo", en alusión a los grupos rebeldes, a los que el régimen sirio considera terroristas.

Alemania, por su parte, dijo tomar nota "desde el respeto" de la decisión de Estados Unidos, pero ratificó su posición de no armar a la oposición.

"Alemania no enviará armas a Siria. Al margen de cualquier reflexión política, es imposible por motivos jurídicos; Alemania no puede enviar armas a países en guerra civil", afirmó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert.

China reiteró hoy que el diálogo y la negociación es "la única vía realista y correcta" para solucionar el conflicto, y abogó igualmente por una investigación "objetiva, justa y de acuerdo con las regulaciones del Consejo de Seguridad de la ONU" para determinar si las fuerzas de la oposición o las del régimen de Al Asad han usado ese tipo de armas.

"Estamos totalmente en contra del uso de armas químicas, sea quien sea quien las use", indicó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

Los rebeldes sirios aseguraron que se abre una nueva etapa bélica tras la decisión de EEUU de prestarles apoyo militar. Después de meses esperando un respaldo más firme por parte de Washington y otras potencias occidentales, el Ejército Libre Sirio (ELS) instó a que las armas lleguen lo antes posible para reequilibrar la situación sobre el terreno.

Etiquetas