Internacional

Francia

Conmoción en París por la agresión mortal de 'skinheads' a un joven de extrema izquierda

La víctima, de 19 años, se encuentra hospitalizado en estado de muerte cerebral tras recibir una brutal paliza.

Francia ha amanecido este jueves conmocionada por la agresión sufrida por un joven militante de extrema izquierda por un grupo de 'skinheads' en pleno centro de París y que ha dejado a la víctima, Clément Méric, de 19 años, en estado de muerte cerebral.

Los hechos se produjeron, según denunció el Partido de Izquierda, hacia las 18.00 de este miércoles cuando el joven fue "violentamente golpeado en el suelo por un grupo de militantes de extrema derecha" pertenecientes al Grupo Juventudes Nacionalistas Revolucionarias. Méric, natural de Brest (oeste) y que estudiaba Ciencias Polílticas en París, se encuentra ingresado en el hospital de la Pitié Salpêtrière.

Según ha relatado a 'Le Figaro' una fuente policial, la víctima, que estaba acompañada por tres amigos, habría increpado a un grupo de tres jóvenes "de tipo 'skinhead'", además de una mujer, a los que tildó de "fachas". Estos, que llevaban las cabezas rapadas, vestían cazadoras tipo bomber y botas de montaña, respondieron y se produjo un encontronazo, de acuerdo con los testigos.

Durante la pelea, Méric recibió varios golpes en la cara, posiblemente con un puño americano, y se golpeó la cabeza contra un poste, quedando inconsciente.

"Escuchamos gritar, intentamos proteger al joven, intentamos hacer una barrera", ha relatado al diario un testigo de los hechos, que ha precisad que se congregó un gran número de personas ante la pelea. "La gente trató incluso de reanimarle durante una hora", ha añadido.

Reacciones

Las reacciones a estos hechos no han tardado en producirse. El presidente de la República, François Hollande, ha condenado "con la máxima firmeza la agresión" de Méric "en un altercado con un grupo de 'skinheads'" y ha "dado instrucciones" para que "los autores de este acto odioso sean detenidos en el plazo más breve posible".

Asimismo, en su comunicado, Hollande ha reclamado que deben "extraerse todas las conclusiones posibles de la investigación contra los agresores", al tiempo que ha trasladado "su apoyo y solidaridad a la familia" de la víctima.

Por su parte, el ministro del Interior, Manuel Valls, ha considerado que "esta violencia lleva la marca de la extrema derecha y pone gravemente en peligro nuestro pacto republicano". En su comunicado de anoche, el ministro ya había apuntado que "el altercado" se produjo "muy probablemente por razones de orden político".

Entretanto, el líder de las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias (JNR), Serge Ayoub, ha negado que este grupo esté implicado en lo sucedido. "Es una certidumbre absoluta, he llamado a cada miembro de las JNR para estar seguro y las personas que parecen estar implicadas parecen mucho más jóvenes que mis tropas", ha afirmado.

Según su versión de los hechos, los tres jóvenes y la chica fueron increpados por "cinco militantes de extrema-izquierda que les prometieron masacrarles a la salida" de la tienda frente a la que se produjeron los hechos.

Así las cosas, tras la concentración espontánea de algunas personas frente al hospital en el que está ingresado el joven, el Partido de Izquierda ha convocado una manifestación en la Plaza Saint Michel y ha exigido a las fuerzas del orden que detengan cuanto antes a "los responsables de este crimen odioso".

Etiquetas