Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Siria

La ONU anuncia la retirada de su personal en Damasco por la creciente inseguridad

Naciones Unidas ha explicado que el reparto de ayuda a la población es "una prioridad" pero la escalada de enfrentamientos se ha extendido por Damasco.

Inseguridad en Damasco
La ONU anuncia la retirada de su personal en Damasco por la creciente inseguridad
AFP

Naciones Unidas retirará a gran parte de su personal en Damasco por el empeoramiento de las condiciones de seguridad en la capital siria, aunque mantendrá a los trabajadores necesarios para desarrollar los "programas humanitarios clave" y "entregar asistencia a los civiles que la necesitan". 

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, ha explicado ante la prensa que el reparto de ayuda entre la población sigue siendo una "prioridad", pero la escalada de enfrentamientos que se ha extendido por Damasco en las últimas horas obliga a la organización a replantearse su actual despliegue.

Nesirky ha explicado que varios proyectiles de mortero han caído cerca o incluso dentro del complejo del hotel donde viven los trabajadores de Naciones Unidas en Damasco, informa la cadena de televisión Al Yazira. El fuego de mortero "ha causado daños en el edificio y en algunos coches, incluido un vehículo de la ONU".

El equipo de evaluación de la organización se ha reunido para analizar la situación y ha determinado que la mejor opción es "reducir temporalmente" la plantilla extranjera, según Nesirky, que ha atribuido dicha medida a las "condiciones de seguridad".

La ONU cuenta con alrededor de cien extranjeros y unos 800 sirios trabajando en oficinas y programas de la organización en Damasco, según datos de la propia organización. "Naciones Unidas le da gran importancia a la seguridad de todos sus empleados, tanto nacionales como internacionales. Con esta idea, vamos a trasladar a algunos de nuestros empleados extranjeros fuera del país", ha explicado el portavoz.

La decisión afectará a "la mayoría" de la plantilla internacional de la oficina del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi. Nasirky ha dicho que estos trabajadores serán evacuados a Beirut y El Cairo, mientras que los sirios empleados en esta oficina no volverán a trabajar "hasta nuevo aviso".

Etiquetas