Internacional

Religión

La comunidad gay espera cambios con el nuevo Papa

Benedicto XVI ha condenado el matrimonio homosexual durante su papado.

 Optimista, la comunidad homosexual romana espera un cambio con la llegada del nuevo Papa. Desde 2001 a los pies del Coliseo, la Vía San Giovanni se ha convertido en la zona gay de la capital italiana.

En torno a una mesa, los homosexuales debaten sobre el futuro de la Iglesia católica y reclaman una legislación justa que garantice sus derechos. Lo tienen claro, pretenden una separación entre la Iglesia y el Estado.

Algunos gays católicos mantienen la esperanza. A pesar de que en su juventud, Benedicto XVI fue considerado como un teólogo liberal, el Pontífice ha definido al matrimonio gay como una amenaza que atenta contra la dignidad y el futuro de la humanidad.

Etiquetas