Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

En el norte de Mali

Tropas malienses y francesas arrebatan dos ciudades a los yihadistas

Con la toma de Douentza y Diabali, el Ejército francés da por cumplido el objetivo de "ampliar el perímetro de control" que les permita impedir "la hipotética vuelta de los terroristas" a Bamako.

Efe. París Actualizada 21/01/2013 a las 21:33
0 Comentarios
Tropas malienses en la ciudad de Diabali.AFP

Tropas francesas y malienses recuperaron este lunes el control de las ciudades de Diabali y Douentza, que habían caído en manos de los grupos salafistas que controlan el norte de Mali. 

"Nuestro primer objetivo era detener la ofensiva terrorista, y eso está hecho. Era permitir a los malienses, con sus fuerzas armadas, reconquistar ciudades que habían sido ocupadas por grupos terroristas. Eso se está consiguiendo", señaló el presidente de Francia, François Hollande, desde el Palacio del Elíseo.

La primera de las ciudades en caer fue Douentza, a unos 800 kilómetros al norte de Bamako y bajo mando desde hace un mes del Movimiento por la Unicidad de la Yihad en África del Oeste (Muyao).

La segunda de las ciudades recuperadas por las tropas francesas y malienses se trata de Diabali, a 400 kilómetros desde Bamako en dirección a Gao y conquistada por los grupos Ansar Dine y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Las tropas franco-malienses no encontraron resistencia, pero tardaron varias horas en recorrer el centenar de kilómetros que separan Niono -de donde habían salido de madrugada- y Diabali.

La tardanza en hacerse con el control de la localidad se debe a que sospechaban que los yihadistas podían haber colocado trampas, como minas antipersonales, o haber dejado combatientes escondidos, indicó en rueda de prensa el coronel y portavoz militar francés Thierry Burkhard.

"El enemigo contra el que combatimos es extremadamente furtivo", resumió el portavoz del Ejército francés, que ya cuenta con 2.150 militares desplegados en Mali y un total de 3.150 implicados en la operación, bautizada como Serval e iniciada el pasado día 11, tras la petición de ayuda de Bamako ante el avance de los yihadistas desde el norte hacia la capital.

A ellos se suman otros 830 uniformados de países africanos como Togo, Níger, Nigeria y Chad que combaten junto con las tropas francesas y malienses, militares estos últimos que han sido acusados por medios de comunicación franceses, como la revista "L'Express" de extorsionar a la población civil.

Desde París se señaló que no hay información al respecto, pero se criticó la fotografía de un soldado francés en Mali con una máscara de una calavera delante de un carro blindado, otro de los temas polémicos revelados por los medios de comunicación sobre la intervención en el país africano.

"Es un comportamiento no aceptable, pero creo que no es representativo de la acción de Francia en Mali, ni tampoco de la acción de nuestros soldados", señaló el portavoz del Ejército galo, quien subrayó que se está investigando para identificar al militar en cuestión.

Con la toma de esas dos localidades, el Ejército francés da por cumplido el objetivo de "ampliar el perímetro de control" que les permita impedir "la hipotética vuelta de los terroristas" a Bamako, agregó el portavoz militar.

Desde el Gobierno, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, quiso compartir el mérito de la reconquista de esas dos ciudades con las fuerzas armadas locales.

"Este avance del Ejército maliense en ciudades que estaban controladas por sus enemigos constituye un éxito militar indudable para el Gobierno de Bamako y para las fuerzas francesas, que intervienen en apoyo en esas operaciones", declaró en un comunicado.

Mientras tanto, los cazas Mirage y Rafale franceses han seguido bombardeando los aledaños de Tombuctú (norte) donde se sospecha que los terroristas pueden tener instalado su cuartel general, pero desde el centro de mando de París no se han ofrecido más detalles de esos ataques.

En el plano diplomático, diez países no africanos participan en la operación francesa (Reino Unido, Estados Unidos, Dinamarca, Bélgica, Canadá, Alemania, Holanda, España, Italia y los Emiratos Árabes Unidos), esencialmente aportando apoyo logístico y médico.

Sin embargo ninguno de esos países ha accedido aún a aportar tropas de combate.

Por otro lado, la última encuesta realizada en Francia sobre la guerra en Mali muestra que el 65 por ciento de la opinión pública francesa apoya la intervención, dos puntos más que hace diez días, según una encuesta elaborada por Ifop para el periódico "Sud-Ouest".




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo