Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Matanza en EE. UU.

Confusión sobre la identidad del asesino y su 'modus operandi'

En un principio, se identificó al asesino como Ryan Lanza, un joven de 24 años cuya madre era maestra en la escuela atacada. Posteriormente se aseguró que se trataba de su hermano Adam, de 20 años.

Los detalles del trágico tiroteo que acabó este viernes con la vida de 20 niños y 6 adultos en una escuela de Newtow (EE. UU.) singuen siendo un misterio.Los investigadores han rehusado dar muchos datos de lo ocurrido, sobre todo en torno al asesino, cuya identidad generó confusión a lo largo de la jornada.

En un principio, la prensa lo identificó como Ryan Lanza, un joven de 24 años cuya madre, Nancy, era maestra de primaria en la escuela atacada. Sin embargo, posteriormente diversos medios aseguraron que no se trataba de él sino de su hermano Adam, de 20 años y al parecer con un historial de problemas mentales, dijo entre otros NBC.

Tampoco está claro dónde comenzó el asesino la masacre. Y es que si bien en un principio se creía que su madre había muerto junto con la mayoría de sus alumnos en la escuela de Newtown, otros medios como Fox News afirmaron en las últimas horas que el joven había matado a la mujer en la casa en la que ambos vivían, en la misma ciudad.

Las múltiples informaciones y correcciones constituyen una muestra de la confusión y conmoción en que la noticia de la matanza ha sumido a un Estados Unidos que ve atónito cómo una sola persona provoca una matanza indiscriminada.

El propio presidente, Barack Obama, no pudo esconder las lágrimas que se le escapaban cuando realizó una comparecencia pública para lanzar un mensaje tras la masacre.

El mandatario tuvo que hacer varias pausas y secarse las lágrimas mientras desde la Casa Blanca reclamaba una "acción significativa" para evitar otra nueva tragedia como la de hoy en Connecticut que, subrayó, se repite "demasiadas veces" en el país.

Quien no tuvo reparos en sacar a relucir el candente tema del control de armas es uno de sus más arduos defensores, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

En un comunicado, el activo alcalde saludó las declaraciones de Obama pero pidió "más acción".

"El país necesita que (Obama) envíe una ley al Congreso para arreglar este problema. No basta con reclamar una 'acción significativa'. Necesitamos una acción inmediata", reclamó Bloomberg.

"Pese a todas las carnicerías que se producen en nuestro país por la violencia de las armas, es casi imposible creer que se podría producir un tiroteo en un jardín de infancia. Pues ha sucedido", insistió.

Etiquetas