Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Escándalo por abusos sexuales

Strauss-Kahn y su presunta víctima llegan a un acuerdo para cerrar la demanda civil

El acuerdo se cerró en una reunión en la Corte Suprema de Justicia, a la que no acudió el exdirector gerente del FMI.

El exdirector gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn y Nafissatou Diallo, la mujer que le acusó de agresión sexual en un hotel donde trabajaba de camarera, han llegado a un acuerdo para cerrar la demanda civil que interpuso contra él

El tribunal que instruyó el caso informó este lunes de que se ha alcanzado un acuerdo cuyos detalles no divulgó, al considerarlos "confidenciales".

El acuerdo se cerró en una reunión en el tribunal encargado de la demanda, bajo la presidencia del juez Douglas McKeon, de la Corte Suprema de Justicia de ese barrio neoyorquino del Bronx.

A la reunión acudió Diallo con su abogado, Kenneth Thompson, mientras que Strauss-Kahn no compareció, como se esperaba, y en su lugar participaron sus letrados en Nueva York.

Diallo no hizo declaraciones a su llegada al tribunal, al que acudió casi de una hora antes del inicio de la cita.

El caso contra el político francés comenzó en mayo de 2011 con su detención dentro de un avión en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando se disponía a viajar a París, después de que la Policía recibiera una denuncia por asalto sexual presentada por Diallo.

La mujer, de 33 años, acusó a Strauss-Kahn de haberla asaltado sexualmente de forma "sádica, intencionada, brutal y violenta" cuando entró en la habitación del hotel donde se hospedaba el entonces director gerente del FMI para limpiarla.

Su detención dio paso a un largo proceso penal del que finalmente Strauss-Kahn quedó libre de cargos a finales de agosto de 2011, aunque ese mismo mes los abogados de Diallo habían recurrido a la Justicia civil con una querella para pedir una indemnización.

La semana pasada, el diario parisino Le Monde publicó que las partes habían cerrado un acuerdo por el que Strauss-Kahn se comprometía a pagar 6 millones de dólares (4,6 millones de euros) a la empleada de hotel para zanjar la demanda civil.

Pero los abogados del exdirector gerente del FMI negaron que se hubiera llegado a un acuerdo, y menos aún por esa cantidad.

Strauss-Kahn, de 63 años, llegó a ser uno de los nombres que más sonaron como candidato socialista para disputar a Nicolás Sarkozy la presidencia de Francia en las elecciones de mayo pasado, pero el caso forzó su dimisión del Fondo Monetario Internacional y acabó con su carrera política.

El exdirector gerente del FMI tiene otro frente judicial abierto en Francia, donde la justicia gala aplazó el pasado 28 de noviembre su decisión sobre la petición de Strauss-Kahn de anular el juicio por proxenetismo en el que está encausado por un caso ocurrido en un hotel de la ciudad de Lille, en el norte de aquel país.

Etiquetas