Internacional
Suscríbete por 1€

Francia

La Justicia francesa pone a Sarkozy bajo el estatus de "testigo asistido"

Se investiga si abusó de la debilidad de la anciana heredera del imperio L'Oréal para sacarle dinero destinado a la financiación de su campaña.

El expresidente francés, Nicolas Sarkozy
Sarkozy admite la derrota y desea "suerte" a Hollande
AFP PHOTO

La Justicia francesa colocó este sábado al expresidente Nicolas Sarkozy bajo el estatus de "testigo asistido" en el caso Bettencourt, en el que se le investigaba por presunto abuso de debilidad sobre la anciana heredera del imperio cosmético L'Oréal, Liliane Bettencourt. 

El exjefe del Estado había sido interrogado durante más de doce horas en el Palacio de Justicia de Burdeos por tres jueces instructores para saber si se aprovechó de la debilidad psicológica de la entonces octogenaria para financiar su campaña de 2007.

Al término de la audiencia Sarkozy podía ser imputado o colocado bajo ese estatuto más benévolo que refleja, según los medios, que los jueces no han encontrado suficientes pruebas contra él, pero que deja abierta la puerta a una acusación posterior.

Con esta comparecencia se intentaba determinar si su campaña electoral de 2007, que le alzó a la Presidencia, se benefició de cantidades ilícitas de dinero procedentes de la multimillonaria, considerada la tercera mayor fortuna de Francia y que un año antes había empezado a dar síntomas de problemas mentales.

La sospecha parte del testimonio de la antigua contable de Bettencourt, Claire Thibout, quien en 2010 declaró a la policía que en enero de 2007 el administrador de la familia, Patrice de Maistre, le pidió 150.000 euros en efectivo para entregárselos al entonces tesorero de la campaña, Eric Woerth.

El caso se abrió en 2007 por una denuncia de la hija de Bettencourt, Françoise Meyers, que llevó al descubrimiento de retiradas de varios millones de euros en efectivo entre ese año y 2009, que se cree que pudieron servir en beneficio de sus aspiraciones políticas.

Y con este asunto Sarkozy se ha convertido en el segundo presidente francés que comparece ante la Justicia tras abandonar el Elíseo, tras Jacques Chirac, que el pasado diciembre fue condenado a dos años de cárcel exentos de cumplimiento por un caso de corrupción y financiación ilícita de partidos.

Etiquetas