Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

EE.UU.

Dos miembros de la Casa Blanca llevaron prostitutas a su hotel en Colombia

Según reveló este miércoles la Fox, dos miembros de la Casa Blanca están implicados en el escándalo que salpicó a 12 agentes del Servicio Secreto en abril.

Dos miembros del personal de la Casa Blanca llevaron prostitutas a su hotel en Colombia antes de la visita realizada a ese país en abril por el presidente de EE.UU., Barack Obama, con motivo de la Cumbre de las Américas, según reveló este miércoles la cadena Fox News.

En total fueron tres los miembros de la delegación estadounidense que viajó a Cartagena (Colombia) y que estaban alojados en el hotel Hilton, el mismo en el que se hospedó Obama durante la cumbre, que estuvieron con prostitutas, de acuerdo con Fox News, que cita a un funcionario de alto rango del Servicio Secreto.

Una de esas personas era miembro del Servicio Secreto, el cuerpo que se encarga de proteger al presidente estadounidense, y las otras dos personal de la Casa Blanca, según la cadena.

Lo que se sabía hasta ahora es que al menos doce agentes del Servicio Secreto llevaron prostitutas a sus habitaciones de hotel antes de la visita de Obama, pero no miembros del equipo presidencial.

A finales de abril, pocos días después del escándalo, el portavoz de Obama, Jay Carney, negó que funcionarios del equipo presidencial estuvieran implicados.

Según la investigación abierta por el Comando Sur de EE.UU. tras el escándalo, uno de los agentes del Servicio Secreto invitó a una prostituta a su habitación de hotel durante la primera semana de abril.

Los otros 11 agentes desplazados a Colombia para preparar la seguridad del presidente hicieron lo mismo entre el 11 de abril y la mañana del 12 de abril, de acuerdo con el informe.

Obama llegó a Cartagena el 13 de abril para asistir a la Cumbre de las Américas.

Nueve de los agentes involucrados fueron apartados del servicio y en julio pasado el Pentágono informó de que nueve militares estadounidenses serían sancionados, pero no recibirían cargos penales, por su participación en el escándalo.

Los militares estaban en Cartagena en misión de apoyo a las tareas de seguridad del Servicio Secreto, pero no involucrados directamente en labores de protección del presidente.

Etiquetas