Internacional

Crisis griega

La troika pide que los empleados griegos trabajen 13 horas si es necesario

Los expertos proponen que se instaure la semana laboral de seis días y que la edad de jubilación se eleve de 65 a 67 años, además de la reducción de 15.000 puestos de trabajo público hasta final de año.

Los militares griegos protestan contra los recortes
EFE

La troika de acreedores de Grecia exige al gobierno heleno cambios radicales en el derecho laboral para que los trabajadores puedan hacer jornadas de hasta 13 horas diarias si la empresa lo considera necesario, según informaron este miércoles fuentes del Ministerio de Trabajo de Atenas.

Los expertos del Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea proponen además que se instaure la semana laboral de seis días y que la edad de jubilación se eleve de 65 a 67 años.

Además, se pide que se reduzcan a la mitad los plazos de anuncio de despido y las indemnizaciones, y que se eliminen 15.000 puestos de trabajo públicos hasta final de año. Atenas rechaza por ahora estas exigencias.

Los expertos de la troika expresaron también sus dudas en varios puntos del paquete de ahorro del gobierno griego, sobre todo sobre las medidas para reducir el Estado, que no consideran suficientes, dijo un empleado del Ministerio de Finanzas tras un encuentro de dos horas con el ministro de Finanzas griego, Ioannis Stournaras.

Los líderes de los partidos que forman la coalición de gobierno griega siguen sin ponerse de acuerdo sobre el nuevo plan de recortes, de 11.500 millones de euros, que estos días se debate con la troika.

"No pueden tomarse medidas de austeridad que destruyan a la sociedad griega", dijo el líder de la Izquierda Democrática, Fotis Kouvelis, quien se ha reunido en numerosas ocasiones con el líder del socialista PASOK, Evangelos Venizelos, y el primer ministro consevador Antonis Samaras.

"Las discusiones continuarán", añadió Fotis, después de un encuentro de tres horas en la residencia oficial y oficina del primer ministro.

El punto central en disputa es que los partidos de izquierda, los socialistas y la Izquierda Democrática rechazan la exigencia de 15.000 nuevos despidos de empleados públicos hasta finales de año y recortes entre quienes menos ganan.

Entretanto, los maestros de escuelas primarias comenzaron este miércoles una huelga de un día para prostestar contra los recortes de salarios incluidos en el plan de ajustes. Los docentes de institutos participaron en la protesta con un paro de tres horas y en las universidades se suspendieron los exámenes de septiembre.

También protestaron médicos de hospital o trabajadores municipales, así como oficiales del Ejército y soldados de profesión. "Hemos perdido en los últimos años casi el 50 por ciento de nuestros ingresos. Con 1.000 euros al mes no podemos defender al país", dijo un teniente general a los periodistas. Los manifestantes marcharon al Ministero de Finanzas y entregaron en la secretaría una protesta por escrito.

Mientras la troika examina el plan de ajuste griego antes de dar luz verde a nuevas ayudas, en Estrasburgo el presidente de la Comisión Europea se mostró a favor de que Grecia permanezca en la zona euro. "Si Grecia cumple con sus obligaciones debe permanecer en la eurozona", dijo José Manuel Durao Barroso, quien este miércoles presentó las bases para una unión bancaria europea.

Etiquetas