Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Varios actos de recuerdo en todo el país

Estados Unidos conmemora el aniversario del 11-S

Barack Obama y su esposa han guardado un minuto de silencio en la Casa Blanca y en la zona cero de Nueva York se desarrolla ya la tradicional ceremonia de recuerdo.

Minuto de silencio por las víctimas del 11-S
Obama y su esposa conmemoran el aniversario del 11-S
EFE

El presidente de EE. UU., Barack Obama, y su esposa, Michelle, guardaron este martes un minuto de silencio en la Casa Blanca al cumplirse el undécimo aniversario de los atentados del 11-S, los peores ataques terroristas perpetrados en este país.

Ese momento de homenaje a las víctimas de aquellos ataques se llevó a cabo a las 12.46 GMT, hora en que, el 11 de septiembre de 2001, el avión de American procedente Boston y que habían secuestrado los terroristas se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center, en Nueva York.

Los ataques, que causaron más de 3.000 muertos y heridos, llevaron a EE. UU. a la invasión de Afganistán, donde tenía su base la organización Al Qaeda, y a la guerra más prolongada de su historia.

Obama y su esposa también se trasladarán al Pentágono, donde asistirán a otra ceremonia que marcará el momento en el que un avión de la aerolínea Airlines, que había partido del aeropuerto Dulles en Virginia y también controlaban los terroristas, se estrelló en el edificio del Ministerio de Defensa. 

Homenaje en Nueva York

Otra ceremonia de recuerdo y homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 tiene lugar en el memorial situado en la zona donde se alzaban las Torres Gemelas del World Trade Center.

La sobria ceremonia está protagonizada, como es tradicional, por la lectura de los nombres de las 2.983 víctimas de los cuatro atentados perpetrados con aviones secuestrados, así como en el atentado de 1993.

La lectura se interrumpirá en seis ocasiones, las horas exactas en que se estrellaron los aviones y en que se derrumbaron las dos torres neoyorquinas, y se prolongará durante casi cuatro horas.

Doscientos familiares de las víctimas, divididas en cien parejas, se turnarán en la lectura de los nombres de los muertos por orden alfabético. También asisten otros familiares, muchos con fotografías de sus seres queridos perdidos entonces.

La ceremonia se ha iniciado con la interpretación del himno nacional estadounidense a cargo del Coro Joven de Nueva York.

Al contrario que el año pasado, cuando se conmemoró el décimo aniversario de los atentados y asistieron el presidente estadounidense, Barack Obama, y su antecesor, George W. Bush, en esta ocasión no asisten políticos de primera fila.

El memorial está presidido por dos piscinas con caídas de agua de 10 metros en cuyo alrededor están grabados en bronce los nombres de las 2.983 personas que murieron el 11 de septiembre de 2001 en los atentados de la red terrorista Al Qaeda y los de los seis fallecidos en el primer atentado contra el World Trade Center en 1993.

Otras ceremonias paralelas, mucho más breves, se realizan en distintos puntos de la ciudad, como comisarías de policía, cuarteles de bomberos, la Autoridad del Puerto de Nueva York, o la empresa financiera Marsh&McLennan, que perdió a 295 trabajadores.

Este aniversario ha vuelto a traer un fuerte incremento de las medidas de seguridad y del despliegue de agentes de distintos cuerpos y de soldados en algunas zonas claves de la ciudad, como edificios oficiales importantes o estaciones de transporte público. 

Etiquetas