Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Inmediaciones del lago Annecy

Las víctimas del tiroteo en Francia son una familia iraquí residente en Londres

Las dos hijas están vivas, si bien una de ellas resultó herida de gravedad, y están bajo protección policial .

Un policía francés en la zona boscosa de Chevaline, donde encontraron a las víctimas
Un policía francés en la zona boscosa de Chevaline, donde encontraron a las víctimas
EFE

Las víctimas del tiroteo registrado este miércoles en el aparcamiento de una zona forestal de Alta Saboya, en las inmediaciones del lago Annecy (sureste de Francia), son una familia de origen iraquí que residía en Londres, según se ha sabido este jueves, si bien su identificación definitiva se espera que se concrete esta tarde.

El padre de la familia, fallecido junto a su mujer y presumiblemente la abuela, ha sido identificado como Saad al Hilli, de 50 años y nacido en Bagdad y que residía actualmente en Surrey. Según la emisora RTL, el hombre trabajaba para una pequeña empresa que fabrica satélites civiles.

Por el momento no se conoce el móvil del asesinato de estas tres personas y de un ciclista que fueron hallados este miércoles por la tarde por otro ciclista en el parking. Asimismo, se encontró a una niña de 7 años herida de gravedad en la cabeza, mientras que horas después la Policía encontró en el interior del BMW familiar a otra niña de 4 años ilesa.

El hallazgo de la segunda pequeña ha generado gran conmoción, ya que se produjo ocho horas después de que se conociera lo sucedido. Según han explicado las autoridades, a la espera de la llegada de los forenses de la Gendarmería desde París, los gendarmes locales recibieron órdenes de no tocar el vehículo ni la escena del crimen.

Por ello, los agentes no abrieron las puertas del coche, en cuyo interior, entre las piernas de las dos mujeres muertas, fue encontrada la pequeña, que no se había movido en todo ese tiempo.

"Los bomberos, los técnicos, los médicos miraron dentro del vehículo a través de los agujeros en las ventanillas pero no vieron a la pequeña", ha explicado el teniente coronel Benot Vinnemann, comandante de la unidad de investigación de la Gendarmería de Chambéry.

El hallazgo de la pequeña se produjo después de que los investigadores fueran informados por otros turistas del camping en el que la familia pasaba sus vacaciones de que el matrimonio tenía dos hijas. Fue entonces cuando, hacia las 23:00, se encontró a la niña de 4 años.

"Empezó a sonreír y a hablar inglés en el momento en que un gendarme de la brigada de investigaciones de Chambery la cogió en brazos y la sacó del automóvil", ha explicado a la prensa el fiscal de Annecy, Eric Maillaud. La pequeña ha sido trasladada al hospital de Grenoble, al igual que su hermana.

Según informa la emisora RTL, el estado de la hermana mayor es estable y se cree que su vida no corre peligro, por lo que los médicos consideran que podrá ser interrogada sobre lo sucedido en los próximos días. La menor presenta varias fracturas en el cráneo.

Ambas hermanas se encuentran bajo protección policial por temor a que el asesino o asesinos de sus padres puedan querer atacarlas de nuevo.

Etiquetas