Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Supuestamente por conservadores radicales

Envenenadas unas 150 alumnas en Afganistán

Las mujeres, especialmente en Kabul, han regresado a las escuelas desde el derrocamiento, en 2001, de los talibán, que prohibieron la educación para mujeres y niñas.

Unas 150 alumnas afganas se han envenenado este martes después de tomar agua contaminada en una escuela de educación secundaria del norte del país, han informado las autoridades, que han culpado a los conservadores radicales que se oponen a la educación femenina.

Las mujeres, especialmente en Kabul, han regresado a las escuelas desde el derrocamiento, en 2001, de los talibán, que prohibieron la educación para mujeres y niñas.

Pero aún ocurren constantes ataques contra niñas, maestros y centros escolares, usualmente en el sur y el este del país, zonas más conservadoras donde la insurgencia talibán tiene más apoyo.

"Estamos cien por cien seguros de que el agua que tomaron dentro de la escuela estaba envenenada. Esto lo han hecho aquellos que están en contra de la educación de las niñas o individuos armados irresponsables", ha dicho Jan Mohamad Nabizada, un portavoz del departamento de educación de la provincia de Tajar, situada en el norte del país.

Algunas de las 150 niñas, que sufren dolor de cabeza y vómitos, están en estado crítico, mientras que otras han podido ir a su casa después de ser tratadas en el hospital, han dicho las autoridades.

Las alumnas han manifestado que sabían que el agua había sido envenenada porque el depósito más grande usado para llenar las jarras de agua afectadas no estaba contaminado.

Haffizullah Safi, quien dirige el departamento de salud pública de Tajar ha dicho que "Esta no es una enfermedad natural. Es un acto intencionado para envenenar a las alumnas".

Ninguna de las autoridades culpó del ataque a un grupo en particular por el ataque por temor a represalias.

El Gobierno afgano dijo el año pasado que los talibán, que han tratado de dar una imagen más moderada para avanzar en las conversaciones de paz, habían dejado de oponerse a la educación femenina.

Pero la insurgencia nunca lo ha declarado de manera explícita y en varias ocasiones los islamistas radicales han lanzado ácido en el rostro a mujeres y niñas mientras caminaban hacia la escuela.

El Gobierno talibán prohibió la educación para las mujeres desde 1996 hasta 2001 por considerarla anti-islámica.

Etiquetas