Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Filósofo alemán

Grass compara el veto israelí con los métodos de la RDA

El premio nobel Günter Grass calificó de "medida coercitiva" que recuerda a los métodos de la extinta República Democrática Alemana (RDA) haber sido declarado persona non grata por Israel tras la difusión de un poema crítico con el potencial nuclear del Estado judío.

El premio nobel Günter Grass calificó de "medida coercitiva" que recuerda a los métodos de la extinta República Democrática Alemana (RDA) haber sido declarado persona non grata por Israel tras la difusión de un poema crítico con el potencial nuclear del Estado judío.

En un breve texto titulado "Lo mismo entonces que ahora. Mi respuesta a decisiones recientes", publicado hoy por el "Süddeutsche Zeitung" -el mismo que difundió la semana pasada su controvertido poema-, el escritor recuerda que ya en otras dos ocasiones le fue vetada la entrada a un país."Práctica habitual en las dictaduras"

Fue en la RDA y en Birmania y "en ambos casos se siguió la práctica habitual en las dictaduras", recuerda.

"Ahora es el ministro del Interior de una democracia, el Estado de Israel, quien me ha sancionado negándome la entrada, y su justificación para la medida coercitiva impuesta recuerda por su tono el veredicto del ministro (Erich) Mielke", jefe de la seguridad del Estado (Stasi) de la RDA, escribe.

Agrega que "no existe ya la RDA, pero, como potencia nuclear de dimensión incontrolada, el gobierno de Israel se considera autolegitimado y, hasta ahora, inasequible a toda admonición".

"Sólo Birmania permite que germine una pequeña esperanza", añade el escritor, de 84 años.

Sin embargo, la decisión de Israel no podrá impedirle conservar los "vivos recuerdos de varios viajes" a ese país, asegura Grass, quien subraya que todavía se ve "irremisiblemente unido a la tierra de Israel".

"Y todavía guardo en mis oídos las interminables discusiones con amigos. Discutían (después de una guerra victoriosa) sobre el futuro de su país como potencia ocupante pero estaban también llenos de una inquietud que, cuarenta años más tarde, se ha convertido en un peligro amenazador", recuerda.

Con su poema titulado "Was gesagt werden muss" ("Lo que hay que decir"), Grass rompió la ley no escrita en Alemania de evitar criticar a Israel y arremetió contra el "supuesto derecho a un ataque preventivo que podría exterminar al pueblo iraní", palabras por las que fue criticado y acusado de antisemita.

Etiquetas