Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Siria

La represión de Al Asad deja más de 150 muertos

La jornada de este sábado ha sido especialmente violenta en Siria. La mitad de los muertos son civiles, según ha denunciado el Consejo Revolucionario.

Imagen de este sábado de militares sirios
Al menos 64 personas mueren en Siria a manos del ejército
AFP PHOTO

Hasta 156 personas han fallecido este sábado en Siria, fruto de la represión ejercida por las fuerzas del régimen de Bachar al Asad, en el día en el que el gobernante Partido Baaz sirio cumple su 65 aniversario y cuando faltan dos para que expire el plazo límite estipulado en el plan acordado con la ONU y la Liga Árabe para el cese de la violencia y el repliegue de las tropas de las calles.

Según ha denunciado el Consejo Revolucionario a la cadena panárabe Al Arabiya, la mitad de los 156 muertos son civiles en un sucesivo recrudecimiento de la represión contra los focos de oposición. La mayoría de los fallecidos se han producido en Hama (centro), Homs (oeste) y Aleppo (noroeste). De hecho, la Red Siria para los Derechos Humanos, otra organización opositora, ha elevado el número de civiles muertos en más de 60 únicamente en el barrio de Latamena, en Hama, que ha sido bombardeado por los carros de combate del Ejército sirio.

Por otro lado, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, radicado en Londres (Reino Unido), ha informado de que 87 personas han perecido este sábado en varios puntos del país. En concreto, 45 civiles han sido abatidos en los barrios periféricos de Hama, 40 de los cuales se habrían registrado en el barrio de Latamena, entre ellos, un número indeterminado de mujeres y niños.

Otras 22 personas han fallecido en Homs en los barrios de Al Qusaire y Al Rastan, objetivo asiduo de los bombardeos de las fuerzas de seguridad sirias; así como en las localidades de Farhanya, y Al Mubarkiya. Activistas han hallado los cadáveres de trece personas en Homs. También en el noroeste del país, en Idlib, 22 personsa han perdido la vida. Asimismo, las ciudades de Aleppo, Daraa (norte) también han sido escenario de ataques lanzados por el Ejército sirio, en los que han muerto tres personas.

En cuanto a las bajas militares, 15 miembros del Ejército Libre de Siria (ELS), engrosado por soldados desertores, y un policía han perdido la vida en Hama. Por su parte, cuatro agentes de las fuerzas de seguridad del régimen y 22 soldados han muerto en Aleppo, en Idlib y en Homs.

Aparte, los Comités de Coordinación Local, una red de activistas que se extiende por todo el país, ha elevado el balance de víctimas mortales este sábado a 89, entre los cuales se ha contabilizado cinco niños fallecidos y tres mujeres. Al menos 53 de los "mártires" se han registrado en Hama, en el barrio de Latamena, 20 en Homs, trece en diversos barrios de Aleppo, y uno en Daraa y Damasco.

Precisamente en la capital, el corresponsal de Al Arabiya ha informado de que la Guardia Repulbicana ha redoblado la seguridad en uno de los barrios periféricos con mayor presencia de rebledes, Duma, en vistas a la celebración de diversos actos con motivo del 65 aniversario del Partido Baaz. Al respecto, la agencia estatal siria SANA recoge la celebración de numerosas manifestaciones tanto en Damasco como en otras ciudades del país. De esta forma, ha indicado, "el pueblo sirio y el Ejército expresan su más firme respaldo al Gobierno frente a la conspiración desatada contra Siria".

Más de 9.000 personas han perdido la vida en Siria desde el comienzo de las revueltas hace más de un año, según las estimaciones de la ONU. Damasco, en cambio, cifra en más de 6.000 el número de fallecidos, entre civiles, soldados y miembros de las fuerzas de seguridad, a manos de "grupos terroristas armados". La oposición denuncia el fallecimiento de más de 15.000 personas.

Etiquetas