Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Reino Unido

Prohibido regar con mangueras en zonas de Inglaterra por la sequía

Los expertos consideran que el agua que pueda caer durante los meses de primavera y verano no será suficiente para poder levantar la prohibición del uso de mangueras.

La prohibición del uso de mangueras entra en vigor en el sur y el este de Inglaterra debido a la sequía que afecta a la mayor parte del Reino Unido, salvo excepciones puntuales.

La prohibición ha sido impuesta por siete compañías de agua nacionales -Southern Water, South East Water, Thames Water, Anglian Water, Sutton And East Surrey, Veolia Central y Veolia South East-, que abastecen a unos 20 millones de hogares británicos.

Según esa medida, adoptada por esas empresas debido a la gravedad de la sequía, no se permitirá el uso de mangueras para regar jardines ni el empleo de otros sistemas de irrigación.

Tampoco se podrán utilizar mangueras para limpiar vehículos ni para regar plantas en instalaciones comerciales o viviendas particulares.

El consejero delegado de Thames Water, Martin Baggs, alertó esta semana de que cualquiera que infrinja "deliberadamente" estas restricciones será procesado.

La medida se aplica también en el caso del mantenimiento de piscinas o lagos domésticos, a menos que contengan peces, y se extiende además al relleno o mantenimiento de fuentes ornamentales o a la limpieza de mobiliario, ventanas o patios mediante mangueras.

No obstante, las compañías de agua tienen la obligación legal de permitir el uso de mangueras para limpiar superficies que representen un riesgo para la salud o la seguridad o si con su empleo se puede evitar la propagación de enfermedades.

Según indica el diario británico 'The Guardian' en su versión digital, las siete compañías británicas permitirán el uso de mangueras también en casos particulares como el riego de un campo que va a ser utilizado para albergar eventos deportivos nacionales o internacionales, como los Juegos Olímpicos.

La sequía ha sido provocada por los bajos niveles de agua de lluvia registrados durante el otoño, el invierno y el comienzo de la primavera en el Reino Unido.

Los expertos consideran que el agua que pueda caer durante los meses de primavera y verano no será suficiente para poder levantar la prohibición del uso de mangueras.

Además, se cree que la lluvia que pueda caer a partir de ahora no será suficiente para reabastecer los embalses, pues se evaporará a causa de las altas temperaturas veraniegas o se verá absorbida.

Etiquetas