Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Elecciones en Birmania

Suu Kyi y los generales birmanos se miden en las urnas

Cerca de seis millones de birmanos han sido llamados a votar para elegir entre más de un millar de candidatos de 17 partidos políticos a 45 legisladores que ocuparán 37 escaños del Parlamento

Aung San Suu Kyi
Suu Kyi denuncia la violencia e intimidación en los comicios birmanos
AFP

La líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi, y el resto de candidatos de la oposición perseguida durante la dictadura, se miden este domingo en las urnas con el partido oficialista para tener voz en el Legislativo.

Cerca de seis millones de birmanos han sido llamados a votar para elegir entre más de un millar de candidatos de 17 partidos políticos a 45 legisladores que ocuparán 37 escaños del Parlamento, seis del Senado y dos de las asambleas regionales que están vacantes.

Pero la pugna por los escaños del Parlamento y Senado que suponen menos del 7%  del total de las dos cámaras del Legislativo, es un duelo entre la Liga Nacional por la Democracia de Aung San Suu Kyi, y el Partido del Desarrollo y Solidaridad de la Unión, afín a los exgenerales de la junta militar que mantuvo cautiva a la nobel de paz 15 años en las últimas dos décadas.

El partido de Suu Kyi y el capitaneado por el presidente birmano y ex primer ministro en la última etapa de régimen militar, Thein Sin, son los únicos que presentan candidatos en la totalidad de las circunscripciones electorales, muy diseminadas por el territorio y la mayoría de estas en zonas rurales.

Entre todos estos distritos electorales hay uno que es decisivo para la Liga Nacional por la Democracia porque la candidata que se presenta para ocupar ese escaño parlamentario no es nada menos que la "Dama", su líder y persona considerada una heroína por muchos birmanos, sobre todo por aquellos más desfavorecidos.

El distrito por en el que Suu Kyi concurre como candidata es el de Kawmoo, en el que sobreviven algo más de 100.000 personas en la pobreza desde antes de que en 2008 fuera azotado por el ciclón "Nargis", que causó 138.000 muertos y desaparecidos en esta región situada en el delta del río Irrawaddy, al sur de Rangún, la antigua capital de Birmania (Myanmar).

"Ella (Suu Kyi) ha elegido ser candidata por Kawmoo porque es uno de los lugares más pobres del país", dijo U Htoom Wtem, abogado retirado del Ministerio de Justicia.

A ambos lados de la estrecha y maltrecha carretera que conduce a Kawmoo se levantan míseras chozas construidas con cañas y hojarasca, y a medida que se avanza hacia la mayor de las aldeas aumenta el número banderas y carteles de la Liga Nacional por la Democracia, a pesar de que en las elecciones celebradas en 2010 el candidato del partido oficialista ganó con más del 65 por ciento de los votos.

Suu Kyi se medirá en las urnas frente a un rival del partido oficialista desconocido hasta hace poco en Kawmoo: un médico llamado Soe Min, nacido hace 49 años en el vecino distrito de Twantay y que en 2008 colgó el uniforme de oficial del Ejército para ingresar en el Ministerio de Sanidad.

"Para que aquí gane el candidato gubernamental será necesario un milagro o un fraude", dijo a Efe Zaw Win, de 76 años y vecino de este pueblo en el regenta una cafetería próxima a la oficina del partido oficialista.

La última jornada de campaña era especialmente bulliciosa en la calurosa Kawmoo, donde por única calle asfaltada desfilaban arriba y abajo motocicletas, carromatos, camionetas desvencijadas, tractores viejos y otros cacharros de labranza con ruedas cargados de ufanos seguidores del partido de Suu Kyi.

El contraste entre los partidarios de un partido y otro era muy apreciable, pues mientras que en las filas de la LND predominaban los jóvenes que ondeaban banderas rojas y mostraban fotos de Suu Kyi a la vez que bailaban y parecían divertirse, en las rivales cundían los hombres con apariencia militar y rostros de aspecto taciturno.

"Confiamos en conseguir al menos el 80 por ciento de los votos" apuntó Thein Oo, de 62 años, exdirector de una revista de tirada nacional y asignado por la Liga Nacional por la Democracia para supervisar el proceso electoral en Kawmoo.

Al igual que Suu Kyi hizo el pasado viernes en Rangún, Thein Oo también denunció frecuentes "irregularidades" durante la campaña por parte de los militantes de la formación gubernamental, "pero tenemos instrucciones de no responder a las triquiñuelas", matizó.

"Es un secreto a voces que los miembros de la Comisión Electoral de Kawmoo lo son también del partido oficialista", precisó.

Las elecciones parciales pondrán a prueba la popularidad de Suu Kyi y de la formación opositora que boicoteó las generales, porque, sobre todo, obligaba a expulsar de la formación a aquellas personas que habían sido condenadas a penas de cárcel por motivos políticos.

Esta semana, el jefe de las Fuerzas Armadas birmanas, general Min Aung Hlaing, rechazó cualquier intento de reforma de la Constitución que persiga reducir el poder político de los militares, en respuesta a Suu Kyi, quien durante su campaña ha abogado por eliminar la cuota de escaños reservados a los uniformados.

La Constitución aprobada durante el régimen militar, reserva para los jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas 110 escaños del total de 440 que componen el Parlamento y 56 de los 224 que constituyen el Senado.

Etiquetas