Despliega el menú
Internacional

Viaje de Benedicto XVI

El Papa pide a los mexicanos que no se dejen "amedrentar" por el mal

El Pontífice se despidió de los mexicanos, a los que exhortó a "ser valientes" y "fieles a sí mismos".

El Papa con el presidente mexicano, Felipe Calderón
El Papa pide a los mexicanos que no se dejen "amedrentar" por el mal
EFE

El papa Benedicto XVI ha pedido este lunes a los mexicanos que no se dejen "amedrentar por las fuerzas del mal" y hagan un "esfuerzo solidario" por "una vida digna, justa y en paz para todos", al despedirse de México y emprender viaje a Cuba.

El Papa ha concluido su visita pastoral de tres días a México con una ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional de El Bajío, a las afueras de la localidad central de Silao, encabezada por el presidente del país, Felipe Calderón.

En su despedida, el Pontífice ha vuelto a exhortar "al pueblo mexicano a ser fiel a sí mismo y a no dejarse amedrentar por las fuerzas del mal".

Benedicto XVI pidió a México "ser valiente y trabajar para que la savia de sus propias raíces cristianas haga florecer su presente y su futuro", tras ser "testigo de gestos de preocupación por diversos aspectos de la vida, unos de más reciente relieve y otros que provienen de más atrás, y que tantos desgarros siguen causando".

"Los llevo igualmente conmigo, compartiendo tanto las alegrías como el dolor de mis hermanos mexicanos", ha dicho.

Tras constatar el fervor de los mexicanos y su devoción a la Virgen de Guadalupe durante su visita, la primera como Papa, Joseph Ratzinger alentó una vez más a los ciudadanos a "no ceder a la mentalidad utilitarista, que termina siempre sacrificando a los más débiles e indefensos"."Un esfuerzo solidario"

Por ello, "los invito a un esfuerzo solidario, que permita a la sociedad renovarse desde sus fundamentos para alcanzar una vida digna, justa y en paz para todos".

Para los católicos, ha añadido, "esta contribución al bien común es también una exigencia de esa dimensión esencial del evangelio que es la promoción humana, y una expresión altísima de la caridad".

Por eso, la Iglesia llama a sus fieles a ser "buenos ciudadanos, conscientes de su responsabilidad de preocuparse por el bien de los demás, de todos, tanto en la esfera personal como en los diversos sectores de la sociedad", explicó Benedicto XVI.

El Pontífice se va de México, ha comentado, "colmado de experiencias inolvidables" y tras recibir muchas "atenciones y muestras de afecto" durante un viaje "entrañable".

El Papa agradeció a quienes colaboraron para organizar su feliz visita y pidió que tales esfuerzos "produzcan frutos abundantes y duraderos en la vida de fe, esperanza y caridad" de México y de los países de Latinoamérica y el Caribe.

En su respuesta, Calderón le agradeció sus palabras de aliento para todos, pero especialmente para quienes padecen pobreza, marginación y violencia.

"Sé que ahora millones de familias redoblarán su esfuerzo para vivir de acuerdo a los más altos valores", que pueden evitar que los "jóvenes caigan en la ambición del dinero fácil a través de caminos falsos de violencia o delincuencia", agregó Calderón

"México nunca olvidará a su santidad, México lo llevará a usted siempre en el alma", dijo el gobernante al pontífice, a quien agradeció dejarles "el espíritu lleno de esperanza y el ánimo fortalecido", y a quien deseó que regrese "muy pronto" porque México "es y seguirá siendo su casa".

 

Etiquetas