Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

El melón de Torres de Berrellén se da a conocer en España

El trabajo de recuperación de esta variedad se ha difundido a través de la Escuela de Hostelería y Turismo Master D.

Hugo López y Chuma Sahún, con las dos variedades de melón de Torres de Berrellén.
Hugo López y Chuma Sahún, con las dos variedades de melón de Torres de Berrellén.
A. T.

El melón de Torres de Berrellén cada vez tiene más visibilidad desde que hace siete años se inició un largo camino para intentar recuperar su cultivo y consumo. Esta semana la cita para dar a conocer sus características se ha celebrado en la Escuela de Hostelería y Turismo Master D.

Desde sus modernas instalaciones en el centro logístico Plaza se realiza toda la formación 'online' y este lunes el protagonista ha sido el melón de Torres de Berrellén. En el directo, que se emitió para toda España, participaron más de 1.200 alumnos matriculados.

La sesión la dirigieron Chuma Sahún, de la Asociación de Amigos del Melón, y el cocinero de Master D Hugo López. Durante la charla, Chuma hizo una breve introducción para explicar la trayectoria de este proyecto y su historia. Por ejemplo, recordó que fue en los años 60 del siglo pasado “cuando se perdió su cultivo por unos motivos que desconocemos, pero el caso es que las plantas se fueron secando y el melón se sustituyó por otros productos”.

Hasta ese momento, Torres de Berrellén era conocido como el pueblo de los melones. No se vendían con la denominación de esta localidad sino que, como recuerda Chuma Sahún, “venían de Valencia, los compraban, y los vendían en su tierra como melones de allí”.

La formación se impartió ´on line` para toda España y de forma presencial.
La formación se impartió ´on line` para toda España y de forma presencial.
A. T.

El portavoz de esta asociación también explicó que hay dos variedades certificadas, blanca y verde, que destacan por su tamaño generoso y por los surcos que tienen en la piel, “mayores que los de los convencionales”.

Gracias a las semillas que guardó una familia del pueblo y a la labor de investigación del Gobierno de Aragón, se han conseguido depurar y mejorar estas variedades en el huerto experimental que hay en Torres de Berrellén. “Además –explica Chuma Sahún–, tenemos en el pueblo un consejo de ancianos que es el que nos dice cómo trabajar la huerta para conseguir los mejores resultados”.

De esta forma, este proyecto está conectando lo ancestral con el futuro. Una parte muy importante es la labor de difusión que se realiza, como esta formación 'online' impartida en Master D, “pero en los colegios de la zona también damos charlas para que los niños aprecien esta producto de proximidad”.

En cuanto a sus características organolépticas, Chuma Sahún defiende que “sabe mucho a melón, pero a los de antaño, tiene una sabrosura parecida a lo que los japoneses describen como umami”.

El cocinero Hugo López, preparando una de las recetas.
El cocinero Hugo López, preparando una de las recetas.
A. T.

La temporada del melón de Torres de Berrellén termina en septiembre, así que todavía es posible encontrarlos los sábados en el mercado agroecológico de la plaza del Pilar. “También se han vendido en algún supermercado Alcampo, sobre todo en el de Utebo, pero hasta ahora el cultivo ha sido en nuestro huerto experimental y no había mucha producción, pero el año que viene se incrementará notablemente”.

Durante la formación, el cocinero Hugo López preparó varias recetas sencillas para hacer en casa que, evidentemente, se pueden elaborar con cualquier otro melón. A disfrutar.

RECETAS

Sopa de melón a la menta

Recortes de melón

100 gramos de azúcar

Hojas de menta fresca o hierba buena

Jamón serrano en lonchas

Chupito de sopa de melón a la menta
Chupito de sopa de melón a la menta
HA

Elaboración

En un vaso batidor introducir los cortes del melón. Dependiendo del grado de maduración, añadir más o menos cantidad de azúcar.

Incorporar las hojas de menta o hierba buena y triturar todo. Si está bien triturado, no hace falta pasar por un colador. Reservar en el frigorífico.

Para la sal de jamón, poner un plato cubierto con papel absorbente y cubrir con jamón muy fino. Tapar el jamón con otro papel absorbente y meter un minuto al microondas. Repetir esta operación hasta obtener un plato de jamón totalmente seco. Una vez seco se mete en un molinillo o se desmenuza con las manos.

Servir muy frío en vasitos de chupito y espolvorear un poco de sal de jamón.

Rosa de melón con jamón

Medio melón

Zumo o licuado de remolacha

Jamón serrano en lonchas

Rosa de melón con jamón.
Rosa de melón con jamón.
HA

Elaboración:

Cortar el melón en láminas largas y finas. Si tenemos máquina al vacío, hacer una impregnación de las láminas en el jugo de remolacha.

Si no tenemos máquina de vacío, cubrir las láminas con el jugo de la remolacha y dejar en frío macerando un mínimo de dos horas o hasta que se tinten con el color deseado.

Si no tenemos máquina de vacío, cubrir las láminas con el jugo de la remolacha y dejar en frío macerando un mínimo de dos horas o hasta que se tinten con el color deseado.

Secar bien las láminas y cubrir con lonchas de jamón serrano cortadas a la misma medida que las láminas de melón.

Enrollar y formar una rosa. Si hiciera falta para facilitar la forma y el posterior servicio, insertar en el extremo un pincho de brocheta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión